Eyaculación Precoz Falta de Erección Disfunción erectil Impotencia Sexólogo Sexólogos Barcelona


Anorgasmia - Sexologa - Falta de Orgasmo - Sexologo - Sexualidad Femenina - Tratamiento - Tratamientos- Sexologas - Frigidez - Sexologos - Álava, Alicante Almería Asturias Ávila Badajoz Baleares Barcelona Burgos Cáceres Cádiz Cantabria Castellón Ciudad Real Córdoba Coruña (A) Cuenca Girona Granada Guadalajara Guipúzcoa Huelva Huesca Jaén Las Palmas La Rioja León Lleida Lugo Madrid Málaga Murcia Navarra Ourense Palencia Pontevedra Salamanca SCTenerife Segovia Sevilla Soria Tarragona Teruel Toledo Valencia Valladolid Vizcaya Zamora Zaragoza.
Falta de ereccion. -Disfuncion erectil, - Impotencia - Sexologo - Sexologos
*** SEXUALIDAD MASCULINA Y FEMENINA. PROBLEMAS Y TRATAMIENTOS ***
impotencia
erecciones poco fuertes
erecciones poco potentes
falta de ereccion - edad - impotencia con la edad
falta de ereccion
disfuncion sexual
tratamiento impotencia
impotencia sexual
problemas de ereccion
disfuncion erectil
tratamiento ereccion
tratamiento disfuncion erectil
conseguir ereccion
lograr ereccion
erecciones poco duras
fallar el las relaciones sexuales
ereccion pobre
fallar en la penetracion
ereccion debil
erección poco dura
poca ereccion
ereccion poco tiempo
padezco impotencia
preocupado ereccion
fallo en la ereccion
falta total o parcial de erección
padezco falta de ereccion
padezco disfuncion erectil
pene flacido
gatillazo
curar la disfuncion erectil - falta de ereccion - impotencia sexual
Sexologo Barcelona, Sexologos
Ciutat Vella L'Eixample Sants-Montjuïc Les Corts Sarrià - Sant Gervasi Gràcia Horta-Guinardó Nou Barris Sant Andreu Sant Martí Barcelona
Badalona
Hospitalet
Sabadell
Terrassa
Granollers
Cornellà
El Prat
Girona
Manresa
Mataró
Sant Cugat
Rubí
Santa Coloma
Sant Boi
Vilanova i la Geltrú
Viladecans
Sexologo Sexologos Barcelona Sexoleg Sexolegs
Cual de estas disfunciones sexuales le tiene angustiado:
ereccion pobre,fallar en la penetracion,ereccion debil,erección poco dura,poca ereccion,padezco impotencia,preocupado ereccion,fallo en la ereccion,falta total o parcial de erección,padezco falta de ereccion,padezco disfuncion erectil,padezco disfuncion erectil,pene flacido,eyaculacion precoz,falta de deseo sexual
imagen
imagen
Eyaculación Precoz :: Falta de Erección :: Disfunción erectil :: Impotencia :: Sexólogo : Sexólogos
Xavier Conesa. Coordinador del Instituto Superior de Estudios Sexologicos ISES
.
Sexologo en Barcelona
Sexologo en Barcelona: eyaculacion precoz; falta de ereccion: disfuncion erectil; impotencia.sexologo; sexologos; Sexologo en Barcelona
Tratamiento de la Falta de erección
eyaculacion precoz; falta de ereccion: disfuncion erectil; impotencia.sexologo; sexologos;
Tratamientos sexuales en Barcelona (eyaculacion precoz)
eyaculacion precoz; falta de ereccion: disfuncion erectil; impotencia.sexologo; sexologos;
Imagen
Master en Sexologia (para estudiantes de Psicologia y medicina o carreras afines)
Para Estudiantes y Profesionales


________________________
precoz@xavierconesa.com
Xavier Conesa. Sexólogo
imagen
Xavier Conesa Lapena

Colegiado número 4.977 Psicologo-Sexologo
Director del Instituto Superior de Estudios Sexologicos ISES
Psicólogo Clínico. Universidad de Barcelona 1980
Miembro Numerario de la Academia de Ciencias Medicas de Catalunya y Baleares
Miembro Numerario de las Secciones de Sexologia y Salud Mental (ACMCB)
Psicoterapeuta Humanista. Universidad Pontifia Comillas. Instituto de Ciencias Sanitarias y de la Educación 1.987
Psicodramatista. Ayuntamiento de Barcelona. Area de educación (Escola Municipal d'Expressió i Psicomotricitat) 1.988
Eutonia. Técnicas de relajación. Ayuntamiento de Barcelona. Area de educación 1.989
Terapeuta grupal. Ayuntamiento de Barcelona (Escola Municipal d'Expressió i Psicomotricitat) 1.990
Sexologia. Terapia de pareja. Institut Català de Psicologia (Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya) 1.994
Terapeuta Cognitivo-Conductual. ISEP. (Institut Superior d'Estudis Psicològics) 1.995
Curso de Psicofarmacologia para Psicólogos. Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya 1.999
Tutor de Practicas de Psicologia. Facultat de Psicologia. Universidad Ramon Llull. Desde 1.997
Tutor de Practicas de Psicologia. Facultat de Psicologia Universidad de Barcelona. Desde 1.998
Coordinador del Grup de Treaball de Sexualitat del COPC
LA EYACULACIÓN PRECOZ

La mayoría de hombres aquejados de eyaculación precoz explican las mismas cosas. Todos sus primeros intentos heterosexuales tuvieron lugar aprisa y corriendo. Una prostituta seguramente se felicitaría de tener un cliente con prisas, puesto que ello le daba ocasión de acudir a otro cliente. El muchacho que realiza el acto sexual en el asiento trasero de un coche, en un descampado, es muy posible que lo haga precipitadamente por el temor de ser visto. Una rápida eyaculación como objetivo muy apetecible puede convertirse fácilmente en norma de vida después de unos cuantos episodios de este género. Una vez establecida esta norma de rapidez, lo frecuente es que se transforme en norma permanente. Afirman Masters y Johnson que las circunstancias expuestas son la causa primordial de la eyaculación precoz entre los adultos.

La eyaculación precoz se define como una incapacidad para retrasar la eyaculación el tiempo suficiente para que la mujer, en un cincuenta por ciento de los casos, experimente el orgasmo. Cuando la mujer no puede experimentar el orgasmo por otros motivos, aparte de la eyaculación excesivamente rápida de su compañero, no es válida esta definición. Hay otros terapeutas que definen la eyaculación precoz como la incapacidad para retrasar la eyaculación más de treinta segundos una vez introducido el pene en la vagina. La definición dada por la Fundación para el tratamiento de la eyaculación precoz pasa por alto la duración que pueda tener este período previo de tiempo y considera, en cambio, la satisfacción de ambos cónyuges como criterio primordial.
En cualquier caso, la eyaculación precoz constituye la disfunción sexual más corriente entre los hombres, y Masters y Johnson consideran que hay millones de hombres que, junto con sus esposas, sufren las consecuencias de este trastorno.

Una de las grandes dificultades que presenta este esquema de liberación sexual es que no da ningún valor a la satisfacción sexual de la mujer; está orientado hacia la satisfacción del hombre únicamente. Una vez y otra se repite en Human Sexual Inadequacy que hay que dar para recibir. Muchos hombres que eyaculan sin satisfacer a su compañera piensan que el placer sexual es una prerrogativa del macho. No se dan cuenta de que el placer sexual que supone proporcionado reporta enormes beneficios para la relación conjunta de la pareja.

Human Sexual Inadequacy demuestra que existe una correlación directa entre el nivel cultural de un hombre y su preocupación por satisfacer a su esposa. Los hombres cuyo nivel cultural está por debajo de la enseñanza media rara vez se quejan de padecer eyaculación precoz, aunque posiblemente se quejen sus esposas. Muchos de estos hombres miran a sus mujeres simplemente como receptáculos sexuales, receptáculos que no pueden ni deben expresar una capacidad sexual propia. Los hombres cuyo nivel cultural es más elevado al igual que su complejidad mental, consideran que su masculinidad se ve amenazada si no consigue satisfacer a la mujer.

Cuando un hombre eyacula precozmente de una manera sistemática, puede predecirse cuál va a ser la situación de su matrimonio. Al principio, cuando los recién casados descubren que el marido no puede retrasar la eyaculación, se consuelan amorosamente uno al otro asegurándose mutuamente que la situación variará así que se hayan habituado a la nueva situación que supone el matrimonio. Hay hombres que acaban por saber controlarse, pero existen millones que no lo consiguen.

Cuando el problema persiste, la actitud de la esposa comienza a variar. Empieza a pensar que su marido tiene la desconsideración de servirse de ella, que no se preocupa más que de sí mismo y que no tiene en cuenta las necesidades que ella pueda tener. Cada vez que realizan el acto sexual, el marido eyacula con tal rapidez que no le da oportunidad de llegar al clímax. Cuando ha habido previamente una cierta actividad estimuladora, la mujer se queda sin medio ninguno para liberarse y con gran cantidad de resentimiento acumulada .

El hombre aquejado de eyaculación precoz trata incansablemente, tanto en lo psicológico como en lo físico, de interponer algo que precipite el final. Los recursos de tipo cerebral consistentes en contar hacia atrás de uno a cien, pensar en un problema de tipo financiero o recordar el viaje que se hizo durante las vacaciones son estratagemas corrientes a las que se recurre al principio. Cuando fracasan estas técnicas, el hombre se concentra en la contracción del esfínter del ano, en pellizcarse, en tirarse de los pelos. Es corriente que se utilicen diversas cremas y lociones para anestesiar el pene e impedir la eyaculación. Hay hombres que consiguen retrasar la eyaculación algún tiempo sirviéndose de estos procedimientos. Con todo, el resultado final no es satisfactorio, porque la distracción impide que el hombre se entregue totalmente a la experiencia sexual que se está desarrollando. No puede disfrutar del acto sexual de una manera libre de prejuicios, apasionada. Su compañera advierte su distanciamiento, su sujeción, con lo que el placer queda disminuido.

Los hechos corrientes hacen que, al cabo de unos cuantos años, el marido y la mujer se retiren en parte de los deberes del matrimonio porque el hombre pone en duda su masculinidad y la mujer pierde la confianza en sí misma como mujer. A medida que el hombre va sintiéndose cada vez más humilIado ante su fracaso de satisfacer a su mujer, va perdiendo su capacidad de erección. Un matrimonio en aparente calma, pero hostil en el fondo, en el que no está presente la sexualidad, puede durar, pero muchos hay que acaban en divorcio.

Hay muchos hombres con eyaculación precoz que parecen incapaces de pensar en las necesidades que pueda tener su esposa. Masters y Johnson han llegado a la conclusión de que la mayoría de estos hombres son egoístas y que no se tienen por amantes ineptos. Hay muchos que echan la culpa a sus esposas, tachándolas de poco temperamentales. Ni por un momento se les ocurre pensar que son ellos los que no están a la altura. En realidad, a esta clase de hombres, sobre todo a los que tienen más años, no se les debe culpar del todo, puesto que el concepto de que la mujer tiene también derecho al placer sexual es relativamente reciente en nuestra cultura.

Uno de los más importantes capítulos de Human Sexual Inadequacy es el dedicado a la eyaculación precoz. Cualquiera que se interese por este problema deberá leer minuciosamente el texto original de Masters y Johnson, puesto que allí se ofrece con todo detalle la técnica eminentemente efectiva para conseguir el control eyaculatorio. La importancia de esta técnica única es inconmensurable. Hay millones de hombres que, gracias a ella, podrán satisfacer plenamente a sus esposas, enriquecer su propia vida sexual y evitar los problemas que surgen en el matrimonio expuestos en páginas anteriores. Esta técnica, sin embargo, no es una panacea a la que uno pueda recurrir sin ayuda de nadie. Hay muchos hombres con eyaculación precoz que no tienen una auténtica comunicación con sus esposas y que, en realidad, necesitan de un terapeuta para establecer esta comunicación antes de que puedan advertir realmente el problema. Es probable que muchos de ellos ni siquiera pongan a prueba el método de Masters y Johnson, por no estar dispuestos a admitir que están enfrentados a un problema ni tampoco querer arriesgarse a correr el riesgo que supone resolverlo.

Las que inician el tratamiento para corregir la eyaculación precoz de sus maridos suelen ser las esposas de estos hombres, generalmente al cabo de muchos años de matrimonio, cuando los hijos son ya mayores. Durante los años que la mujer está absorbida por el

nacimiento de sus hijos, sus energías físicas y psíquicas se canalizan hacia las necesidades de sus familiares. Más tarde, tienen la impresión de quedar un poco al margen. Es entonces cuando buscan ayuda e insisten en que sus maridos la busquen también. En ocasiones, se lanzan también a aventuras extramatrimoniales: heterosexuales, homosexuales o las dos cosas a la vez.
El tratamiento

El primer paso que corresponde dar en el tratamiento que se ofrece en la Fundación es asegurar a la pareja que el problema de la eyaculación precoz tiene solución. Es importante que el paciente confíe en sí mismo. La esposa debe tener en cuenta que el marido puede tener ciertos temores ante la perspectiva de someterse a un tratamiento que, a lo mejor, no es eficaz, por lo que deberá mostrarse comprensiva.

Por lo general, cuando la eyaculación precoz aparece como problema, la pareja adopta la técnica de no tocar los genitales del hombre. A veces es el propio médico u otro consejero sexual quien dice a la pareja que hay que proceder de este modo. Esta técnica abstencionista no sólo es un fracaso en sí, sino que además priva a la mujer del placer de este contacto y al hombre del placer de ser acariciado. Masters y Johnson utilizan una técnica «táctil» que permite al hombre adquirir un control y deja a la pareja en libertad de acariciarse mutuamente sin tener que obedecer el tema de «prohibido tocarse».

1. El enfoque genital directo fue tratado por vez primera por James H.

Durante los primeros días del tratamiento, el marido y la esposa han practicado la técnica de los focos sensoriales (véase capítulo 8). En el quinto o sexto día de tratamiento los coterapeutas explican a la pareja cómo iniciar la técnica específica para el control de la eyaculación en el curso de sus prácticas en casa. Se explica a la mujer que deberá sentarse en la cama, apoyándose cómodamente en una almohada recostada en la cabecera. El hombre se situará tendido sobre la espalda, frente a ella y con el cuerpo colocado entre las piernas de la mujer y las plantas de los pies apoyadas sobre la cama, junto a la parte exterior de los muslos de ella, según indica la figura 4. Masters y Johnson llaman a esta postura de «aprendizaje del control eyaculatorio». La mujer, acariciando los genitales del hombre, estimula la erección.

Tan pronto como el marido llega a la erección completa, la esposa utiliza la maniobra llamada «.la técnica de la presión». Los pacientes de Masters y Johnson han conseguido sorprendentes resultados con esta técnica. La mujer sujeta el pene entre el dedo pulgar y los dos dedos siguientes de la misma mano. El pulgar debe situarse sobre el frenillo (parte inferior del pene, exactamente en el punto donde comienza la cabeza del pene) en tanto que los dos dedos se colocan en el lado opuesto al pulgar, uno a cada lado del borde que separa el glande del resto del miembro viril. La mujer entonces ejerce una presión con los dedos que .prolonga de tres a cuatro segundos. Esta presión hace que el hombre sienta desaparecer la inminencia de la eyaculación, llegando incluso a perder parte de la erección; no se sabe con exactitud por qué motivo se produce este resultado.

Pasados de quince a treinta segundos, la esposa vuelve a acariciar a su compañero hasta conseguir la total erección del pene, momento en que utiliza de nuevo la técnica de la presión a fin de evitar la eyaculación. Gracias a la repetición de este procedimiento, es fácil que pueda prolongarse de quince a veinte minutos este juego sin que se produzca la eyaculación ..

Los terapeutas deben asegurarse de que la esposa entiende perfectamente dónde debe colocar los dedos. Para ello se sirven de dibujos y reproducciones plásticas que aclaran a los pacientes las particularidades anatómicas. Esta técnica de la presión puede utilizarse de tres a cuatro veces durante las primeras sesiones de aprendizaje de la misma. Esta práctica no está pla-

neada para llegar a la eyaculación sino únicamente para acostumbrar al hombre a someterse a esta técnica. Aun siendo bastante acusada, esta presión no lastima el pene en estado de erección.

La rápida efectividad de este tratamiento brinda a la pareja una confianza inmediata y abre una comunicación física y verbal que anteriormente había estado bloqueada. Por lo general, al cabo de dos o tres días de iniciada la técnica de la presión, en el día cinco o seis del tratamiento, la pareja ha aprendido perfectamente la técnica. Para aquellos que no conocen el problema de la eyaculación precoz, resulta difícil apreciar la satisfacción que proporciona este resultado a marido y mujer.

Una vez dominado parcialmente el control de que hablábamos, el paso siguiente que corresponde dar a los cónyuges consiste en que el marido introduzca el pene en la vagina, aunque sin vaivén. El hombre se tiende sobre la espalda y la mujer monta a horcajadas sobre él en la postura que se muestra en la figura S. Una vez practicada dos o tres veces la técnica de la presión, la esposa introduce el pene en la vagina. Permanece inmóvil para que el marido vaya acostumbrándose a la nueva sensación de mantener el pene en la vagina de la mujer sin la necesidad inminente de eyacular. Antes de someterse al tratamiento, el procedimiento normalmente utilizado por las parejas con eyaculación precoz consiste en que el marido estimule a la esposa hasta casi el orgasmo y, en este momento, introduzca el pene en la vagina. La mujer, excitada, se moverá entonces frenéticamente para llegar al orgasmo antes de que el hombre eyacule, pero su excitación no tendrá otro efecto que provocar la inmediata eyaculación del hombre. Con esta técnica, la represión de la mujer permite que el hombre controle la eyaculación.

Si el hombre advierte que está a punto de eyacular, la mujer no hace sino levantar el cuerpo y repetir la técnica de la presión; al cabo de un momento, volverá a introducir el pene en la vagina.

Pasados unos pocos días de práctica de la técnica de la presión, se instruye al marido para que inicie unos movimientos, aunque sólo los necesarios para mantener la erección. El marido y la mujer descubren que pueden permanecer en la postura descrita de quince a veinte minutos antes de llegar a la eyaculación. El hecho de que sean ellos quienes resuelvan el problema, da a los cónyuges una gran confianza en sí mismos. La esposa, a menudo por vez primera en su vida, tiene ocasión de pensar y sentir de manera sexual. Muchas de estas mujeres, que nunca habían experimentado

el orgasmo porque sus maridos eyaculaban con rapidez excesiva, responden ahora plenamente y son capaces de llegar al clímax.

Tan pronto como aumenta el control, se pide a la pareja que pase de realizar el acto sexual en la postura de la mujer en la parte superior a la postura lateral. Deberán hacerse algunos «ensayos» antes de tratar de variar de postura durante el acto sexual. Partiendo de la postura en que la mujer se encuentra en la parte superior (fig. 5), la esposa se reclina hacia adelante sobre el cuerpo del hombre al mismo tiempo que extiende una pierna hacia atrás y que el hombre dobla la rodilla situada al mismo lado de la cama, manteniéndose tendido igual que estaba. Entonces la mujer desplaza ligeramente el tronco hacia el lado de la rodilla doblada del hombre, según muestra la figura 6. La mujer puede tener ambas rodillas en contacto con la cama a fin de impulsar sus movimientos. Los dos cónyuges pueden moverse libremente y disponer de una mano libre para la manipulación. El pequeño esfuerzo que supone aprender esta postura compensa con creces porque permite una máxima libertad para la experimentación y brinda el máximo control posible de la eyaculación. Una vez las parejas han probado la postura lateral, dicen Masters y Johnson que la eligen en un setenta y cinco por ciento de los casos al realizar el acto sexual. La postura del hombre colocado en la parte superior es la más difícil para lograr el control de la eyaculación.

Los terapeutas explican a los pacientes que, una vez en su casa, deben practicar la técnica de la presión por lo menos una vez por semana durante los primeros meses y, de quince a veinte minutos, en un momento cualquiera del período menstrual de la mujer. Les dicen igualmente que pueden practicar otras formas de actividad sexual según tengan normalmente por costum bre. Por lo general, se tarda de seis a dos meses antes de llegar a un pleno control de la eyaculación.

Se aconseja también a la pareja que confíe en la técnica de la presión siempre que se haya producido una separación de los cónyuges por una circunstancia cualquiera y la tensión sexual sea intensa. Otra posibilidad contra la que los terapeutas ponen en guardia a los pacientes es la de que puede producirse un período de impotencia transitoria al regresar a casa y terminar el tratamiento en la Fundación, debido principalmente a que el éxito recién cosechado conduce a un exceso que se aparta de la normalidad. El hombre no debe excederse en sus demandas por encima del nivel que marca su actividad sexual normal.

Masters y Johnson subrayan que un hombre aquejado de eyaculación prematura no podrá superar el problema por medio de la técnica de la presión si la practica solo. Podrá retrasar la eyaculación cuando esté solo pero, en sus actividades con su pareja, volverá a tropezar con su habitual problema.
imagen
¿Qué es solucionar la eyaculación precoz y cómo se hace?
Ahora nos resta considerar qué es solucionar la eyacula ción precoz. Para ello lo fundamental es que el varón aprenda un razonable control voluntario de su reflejo eyaculatorio; este aprendizaje puede lograrlo solo o con la ayuda de un terapeuta sexual experimentado. Es más fácil de esta última manera, porque un terapeuta conoce las dificultades -resistencias- que los portadores de este síntoma oponen a su resolución.
Accederá a este logro luego de realizar una etapa de ejercicios estructurados que le enseñarán a percibir las señales que su propio cuerpo le envía, y que le avisan que se acerca el momento de la eyaculación.

El segundo aspecto que aprenderá será a mantenerse en un elevado estado de excitación sin necesidad de eyacular. La regulación de los estímulos eróticos que recibe, en especial en su pene, será el camino para cumplir con este propósito.

En la medida en que cumple el programa terapéutico, por movimiento dialéctico de ida y vuelta el consultante visualizará y vivenciará con sus avances Y retrocesos la paulatina resolución de su síntoma.

Con el tratamiento propuesto, por un lado se re define elsíntoma -no es una enfermedad sino la carencia de una habilidad que puede adquirirse-; por el otro, se comienza a generar confianza y tranquilidad en el consultante cuando éste empieza a dar los primeros pasos para la obtención de control sobre lo que antes era totalmente ajeno a su voluntad .

. Finalmente el control sobre sí mismo -sobre su reflejo eyaculatorio- y la nueva situación ante la mujer terminarán de darle la confiabilidad suficiepte para poder acceder sin tensióna la escena sexual.
De hecho, esta nueva postura tornará placentera la relación sexual, que ya no será vivida como un examen sino que se convertirá en lúdica y gozosa.

La finalización del tratamiento, con la concienciación que produce la habilidad adquirida, le demostrarán que lo que estaba detrás de su eyaculación precoz no era una enfermedad. Sólo se trataba de actitudes, creencias, inhabilidades, miedos, ansiedad y mal aprendizaje.

El eje del control eyaculatorio será la adquisición, durante el tratamiento sexológico, de un método que le permitirá aprender a escuchar a su cuerpo a través de las señales que éste envíe cuando esté altamente excitado.

Por último, aprenderá a manejar esa excitación para mantenerse en un nivel adecuado de intensidad, que desde ahora le permitirá continuar con el coito sin necesidad de eyacular.

Quince años de experiencia clinica
En nuestra experiencia de 15 años de sexólogos clínicos hemos resumido las causas de la eyaculación precoz de la siguiente manera:

a) Ausencia de control voluntario sobre el reflejo eyaculatorio.

b) Disminución de las percepciones placenteras del orgasmo.

c) Les sucede siempre o casi siempre, y con todas o casi todas sus compañeras.

d) La ansiedad es el acompañante permanente de las personas que padecen este síntoma.

e) La eyaculación sucede generalmente al introducir o intentar introducir el pene en la vagina, o a los pocos segundos.
f) Estas personas obtienen u obtuvieron en el pasado mucho mejor control de la eyaculación con autoestimulación o durante el juego previo al coito.

g) Relatan disminución o ausencia de la percepción de las sensaciones eróticas una vez que se sienten sexualmente excitados.

La problemática o etiología orgánica es rarísima o ausente cuando es un problema primario. (Lo padecen desde el comienzo .de su vida sexual.) Cuando es secundaria (en personas que antes de la consulta no padecieron eyaculación precoz) puede encontrarse como primer síntoma de disfunciones erectivas de origen orgánico en proceso de compensación. Esto ocurre cuando aún no se desarrolló totalmente el problema orgánico de la impotencia y el organismo trata de lograr su fin último, que es eyacular para asegurar la reproducción de la especie.
Sexologo Barcelona, Sexologos
Ciutat Vella
L'Eixample
Sants-Montjuïc
Les Corts
Sarrià - Sant Gervasi
Gràcia
Horta-Guinardó
Nou Barris
Sant Andreu
Sant Martí
Barcelona
Badalona
Hospitalet
Sabadell
Terrassa
Granollers
Cornellà
El Prat
Girona
Manresa
Mataró
Sant Cugat
Rubí
Santa Coloma
Sant Boi
Vilanova i la Geltrú
Viladecans
eyaculacion precos , yaculacion ; precos eyaculasion : eyaculacion precoz ; falta de ereccion : disfuncion erectil ; eyaculacion precoz ; falta de ereccion : disfuncion erectil ; impotencia . sexologo ; sexologos ; impotencia . sexologo ; sexologos ; eyaculacion precoz ; falta de ereccion : disfuncion erectil ; impotencia .sexologo ; sexologos ;la eyaculacion precoz( eyaculacion precoz ; falta de ereccion : disfuncion erectil ; impotencia .sexologo ; sexologos ; impotencia .sexologo ; sexologos : andrologo , andrologos : urologo ; urologos
Ansiedad y mal aprendizaje versus otros factores
Las causas reales de la eyaculación precoz son básicamente dos; ansiedad y mal aprendizaje. Ambas interactúan y se refuerzan mutuamente.
Sin embargo, la concurrencia de factores que inciden en esta problemática abarcan un amplio espectro. Distintos autor res asignan a cada uno de ellos carácter suficiente como para producirla.
Por esta razón pasaremos lista a aquellos que con más frecuencia son considerados como posibles causas de la eyacula ción precoz. Hemos verificado, en una considerable parte de los varones tratados, la existencia de varios de ellos a la vez, reforzándose entre sí.
La forma en que se desarrolla la primera relación sexual, ya sea por falta de experiencia, por ansiedad, miedo, incomodi~ dad o simplemente por desconocimiento, según algunos autores, es la causa principal de que se produzca una rápida res puesta eyaculatoria. El varón que al término de su iniciación sexual piensa que se "comportó mal", no tiene en cuenta que se trata de una primera experiencia para la cual no ha realizado todavía ningún aprendizaje.
Su ansiedad por el desempeño le hace olvidar que está recorriendo un camino donde -como en cualquier otro proceso de aprendizaje- el ensayo, el error y el acierto son requisitos necesanos.
Luego, en la consulta, al recordar su primera experiencia sexual, algunos de estos varones refieren que aunque ellos mis mos no habían juzgado su actuación, se sintieron tocados en su autoestima porque la mujer con quien estaban les formuló o creyó que les podría formular algún comentario desvalorizador respecto de su desempeño.
Cuando se produce la segunda relación sexual, ese hombre intenta una especie de "revancha", y la va a buscar con insegu-
ridad por el recuerdo de su experiencia anterior. De este modo se refuerza su ansiedad original y, por temor al mal desempe ño, nuevamente tiene una rápida respuesta sexual. La placen tera y distendida situación sexual que debiera ser se transfor ma en exigente y es vivida como un examen a cumplir. Este es un modo de cómo se puede instalar la eyaculación precoz.
Otros autores explican que el varón intenta manejar la ansiedad que le despierta la sexualidad levantando defensas contra la percepción de las sensaciones eróticas intensas que
preceden al orgasmo.
La consecuencia es que no percibe las señales que anuncian
la inevitabilidad de la eyaculación, y se produce una descarga involuntaria.
Esta inhibición perceptiva no tiene como causa un factor
único, sino que difiere de un varón a otro y según distintos
autores.
Los traumas sufridos en la primera infancia durante la
fase edípica del desarrollo serían, para otros profesionales, los encargados de provocar hostilidad inconsciente hacia las mu-
jeres.
Otros autores manifiestan que las primeras experiencias se
realizaron de forma traumática: rápido, como suelen urgir las prostitutas, o con una chica en la casa de sus padres y con miedo a que ellos los sorprendan.
Para otros sexólogos, haber tenido las primeras experien cias en la parte trasera de un automóvil, incómodo y con miedo a ser descubierto, es la causl! de forjar un patrón de respuesta involuntario e inadecuado en el reflejo orgásmico.
El vínculo que se establece en la pareja y un sistema conyu gal insegurd son el motivo, según otros terapeutas centrados en el sistema marital, de que en el varón se engendre hostilidad y
miedo a ser rechazado.
De esta forma, cuando la relación se expresa en términos
sexuales, aquellas fantasías -o pensamientos concretos- de
miedo a no ser aceptado se expresan en una involuntaria descarga eyaculatoria.
El exceso o la falta de preocupación por el goce de la mujer también estarían en el origen de la inhibición de la percepción de las señales propioceptivas del reflejo eyaculador.
Un exceso de preocupación por el goce deja mujer -que lle va al hombre a desatender lo que le está sucediendo a él- o , tener desinterés por ese goce pueden iniciar el establecimiento
de un patrón de descarga rápida en la eyaculación.
Esta situación puede producirse por no tener en cuenta que "para alcanzar el orgasmo las mujeres necesitan un tiempo propio, a veces más largo que el requerido por los hombres.'
Todas estas posturas de diferentes sexólogos refuerzan la 'teoría de que el mal aprendizaje y su consecuencia, la ansie dad, están en el origen del descontrol involuntario del reflejo eyaculador.
Por nuestra parte, y de acuerdo con la experiencia que nos dejaron los miles de varones tratados, podemos afirmar que el listado de situaciones de mal aprendizaje no se agota en los enunciados antriormente, ya que su cantidad y diversidad son tantas como hombres y mujeres pueden existir en situación coital.
__________________________________
Reacciones de los varones ante la eyaculación precoz
LA CONSULTA SEXOLOGICA

Belén: ¿En la erección sólo entra en juego el cerebro?

Terapeuta: En el reflejo de la erección no sólo influyen los centros cerebrales mediante una estimulación psíquica, sino también se ha descubierto que en la médula espinal, (algunos segmentos de la zona sacra), responden ante una estimulación táctil directa de los genitales.
Primera sesión:

Arturo y Belén: Buenas tardes, (entrando en la consulta).

Terapeuta: Buenas tardes señores Arturo y Belén, ¿cómo están? (Les tiende la mano en señal de saludo).

Arturo: Bueno, preocupados... Es que no sé por dónde empezar...

Terapeuta: Bien, ¿cuál es el motivo de su visita?

Arturo: Hemos acudido a usted porque no soy capaz de cumplir con ella en la cama.

Terapeuta: Descríbame un poco más qué es lo que sucede.

Arturo: Pues que cuando intento hacer el amor con ella no se me levanta, no sé por qué, nunca me había sucedido algo así con ninguna chica y estoy muy frustrado.

Terapeuta: No se preocupen, están en el lugar adecuado y nada de lo que se hable en esta sala trascenderá las paredes, tengo el deber y la responsabilidad de guardar el secreto profesional de mis clientes. Por otro lado, ¿por qué han optado por pedir ayuda ó, en qué momento lo han decidido?

Belén: En realidad fui yo la que saqué por primera vez el tema de que tenía que ir al urólogo, me costó dos semanas convencerle para que cogiera el teléfono y le dieran cita. Él es bastante reticente a estas cosas. Cuando tenía quince años tuvieron que operarle de fimosis y tiene una mala experiencia con este tipo de médicos.

Terapeutal: Y bien, ¿cómo fue la consulta con el urólogo?, ¿cómo se sintieron?, ¿fueron los dos juntos o usted solo?

Arturo: Fui yo solo, pensé que ella no tenía por qué acompañarme. Realmente fue una circunstancia muy vergonzosa para mí y, cuando estaba en la sala de espera rodeado de gente sólo quería que me tragara la tierra, por eso aquí he agradecido que hubieran salas de espera individualizadas.

Terapeuta: Ya, entiendo esta sensación. ¿Cómo le trató el especialista?, ¿qué le dijo?

Arturo: El primer día el urólogo me hizo un cuestionario bastante extenso y tomaba notas todo el rato, después dijo que tenía que hacerme pruebas para completar un chequeo neurológico y médico. Cuando me dio los resultados me recomendó que acudiera a un sexólogo.

Terapeuta: Sí, efectivamente, este es el paso que se ha de seguir con el urólogo para descartar posibles problemas orgánicos. Quiero decirle, señor García, que entiendo la frustración, humillación y traumatismo por el que puede estar pasando.

Arturo: Ya, pero mire a ella, es una mujer muy atractiva, súper sexy y me pone muchísimo. Ella ha estado casada con un hombre durante siete años, tengo miedo de que si no la satisfago se vaya con otro.

Terapeuta: Usted Belén, ¿ha vivido alguna situación similar con otro hombre?

Belén: No, la verdad es que nunca me había encontrado con nada parecido. Con mi ex-marido no teníamos ningún problema y, con las parejas anteriores nunca viví algo así. Aunque sí que me acuerdo que cuando era adolescente me pasaron un par de experiencias con un chaval.

Terapeutal: ¿Qué sucedió?

Belén: Deja que recuerde... Durante las fiestas de mi pueblo, después de largas noches de discoteca, llegamos a casa, yo provoqué a este chico y no fue capaz de trempar, esto me pasó dos veces.

Terapeuta: ¿Cómo reaccionó usted?

Belén: Supongo que en aquel momento no le di demasiada importancia, ¿qué iba a hacer?, pues desistir y optar por dormir. Al fin y al cabo, en aquella época yo tampoco había mantenido apenas relaciones con los chicos, y pensé que el alcohol le había dejado cao.

Terapeuta: Respecto a Arturo, ¿qué piensa usted Belén?, ¿cómo se siente?

Belén: Arturo me gusta muchísimo, hasta que no le conocí no sabía que existían los flechazos. Yo tengo una buena amiga, bastante mayor que yo, que también tuvo que ir con su pareja a una sexóloga por el mismo motivo y les fue bien. Lo que me extraña es que Arturo es todavía muy joven para tener problemas a la hora de hacer el amor, pero confío en que usted nos pueda dar solución.

Terapeutal: ¿Qué edades tienen?

Arturo: Yo tengo treinta y seis años.

Belén: Yo treinta y cuatro.

Terapeuta: ¿Cuánto tiempo hace que son pareja?

Arturo: Cerca de seis meses.

Terapeuta: Explíquenme un poco cómo se conocieron.

Arturo: Trabajamos en el mismo sitio. Ella estaba trabajando en una empresa gestora, en marzo de este año a mi me contrataron en esta misma empresa, y al cabo de un mes, nos mandaron para un proyecto fuera de la ciudad durante una semana. Durante esos días de trabajo empezamos a tener una complicidad increíble y supongo que empezamos a enamorarnos.

Terapeuta: ¿Cómo fue su primer encuentro sexual?

Belén: Al tercer día de volver de este viaje que le ha explicado Arturo, coincidimos en la cafetería de la empresa durante el descanso de la mañana. Él me dijo que le siguiera, y terminamos enganchados el uno al otro en el cuarto de baño. Aquel día todo quedó en un calentón, pues a él no se le levantó.

Terapeuta: Belén, ¿cómo reacciona cuando se encuentra plenamente excitada con Arturo y él no consigue una erección?

Belén: Pues mire, la primera vez supongo que no reaccioné de manera alarmante, porque ambos vivimos un impulso, y pensé que la presión a que alguien nos pillara en plena acción en los lavabos le jugó una mala pasada. Las dos o tres veces siguientes que lo intentamos, creí que tal vez nos faltara conocernos un poco más, pero a medida que pasaban los días no entendía cuál es el motivo.

Profesional: ¿Cómo se siente usted Arturo?

Arturo: Desesperado, humillado, confundido, frustrado, inquieto... Sólo quiero hacerla feliz y cumplir en la cama.

Profesional: ¿Qué han hecho hasta el día de hoy?

Arturo: Cuando mi problema empezaba a ser un poco evidente le regalé un vibrador, con la excusa de probar cosas nuevas, creyendo que así podría disimular, y lo empelábamos juntos. Las últimas veces iba unos minutos al baño antes de meternos en la cama para masturbarme, pero entiéndame, mi pene no funciona, se queda paralizado.

Belén: Arturo se está portando muy bien conmigo, yo no quiero terminar con él. Y tampoco puedo quejarme porque me deja satisfecha, pero sufro por él, me altera mucho ver que no puede hacer el amor de manera normal.

Terapeuta: Y dice usted Arturo que esto nunca le ha pasado con otra pareja...

Arturo: No, nunca me había pasado algo parecido hasta que llegó ella, con ella nunca he podido hacer el amor.

Terapeuta: Quiero que sepan los dos que la situación que ustedes están viviendo, es decir, una disfunción sexual es tratable y habitual en la sociedad en la que vivimos, llegando a considerarse incluso conductas sexuales “normales”. Igualmente, quisiera destacar que la inclusión de Belén en la terapia mejorará materialmente el pronóstico de este trastorno.

Arturo: ¿Pero, qué es lo que tengo, una enfermedad?

Terapeuta: No, usted padece una disfunción erectiva, más conocida como impotencia.La disfunción erectiva se puede deber a factores físicos o psicológicos. La impotencia psicógena puede ir acompañada de una pérdida general de líbido y de dificultades en la eyaculación, pero la patología esencial es el bloqueo del reflejo de la erección. La función de la erección se ve bloqueada en el momento en que el hombre es víctima de la ansiedad. La erección se pierde o se debilita a medida que el individuo va sintiéndose angustiado. Por eso los pacientes que padecen una grave inhibición no son capaces de experimentar la erección durante la fase de excitación.

Belén: ¿Y cuáles son las causas físicas que usted dice?

Terapeutal: Respecto a las causas físicas de la impotencia, entre los factores más frecuentes hay que contar con la tensión y la fatiga. Otras causas de esta tipología son la diabetes temprana no diagnosticada, un nivel bajo de andrógenos, una enfermedad debilitadora no especificada, ciertos problemas hepáticos, y el uso y abuso de narcóticos, de alcohol y una determinada medicación. También ciertas enfermedades neurológicas, (como por ejemplo, la esclerosis múltiple o los tumores).

Arturo: ¿Soy incapaz de hacer el amor?
Terapeuta: Se trata de un trastorno en el que se halla afectada la erección. Y, les decía anteriormente que estos casos son tratables debido a que la naturaleza de la respuesta sexual funciona a través de dos fases: erección y eyaculación. La erección y la eyaculación, son controladas por partes distintas del cerebro; es su caso, Arturo, el trastorno afecta a la vasocongestión del pene y no directamente al orgasmo. En otras palabras, uno de los componentes de la respuesta sexual puede quedar inhibido o bloqueado, mientras que el otro permanece normal.

Arturo: ¿En qué consiste?

Terapeuta: Cuando el varón experimenta una erección su pene flácido y pequeño, se transforma en ancho y rígido, capaz de realizar la función reproductora. Esta transformación se inicia mediante la excitación erótica que produce la respuesta sexual. La erección hace posible la inserción y, la eyaculación funciona como mecanismo mediante el cual pasa el semen a la vagina.

Arturo: No comprendo, pero si yo estoy deseando hacer el amor con Belén... ¿a qué es debido que no responda?

Terapeuta: Le comprendo perfectamente Arturo. Escuche, hasta el momento, por los datos que me han facilitado a lo largo de esta entrevista, ya estoy diagnosticando cuáles pueden ser las causas de su falta de erección. Existen factores específicos que operan en el “aquí y ahora” y que son capaces de ejercer un efecto directo e inmediato sobre la capacidad de erección de un hombre. Les explicaré de manera que lo entiendan: El temor al fracaso que experimenta usted, Arturo, cada vez que intenta mantener relaciones sexuales con ella, acompañado por un temor paralelo al abandono por parte de Belén, es algo que puede ejercer como un castrador poderoso.

Belén: Entonces, si no entiendo mal, ¿la razón de que Arturo no pueda tener una erección proviene de la cabeza?

Terapeuta: En el caso de Arturo, las causas son psicológicas. Ciertos factores de acción inmediata, como por ejemplo, la ansiedad ante la ejecución del acto, son a menudo causa de disfunciones sexuales; sin embargo, no debemos descartar la hipótesis de que puedan existir causas más profundas que, a menudo se esconden detrás de las tensiones más manifiestas.

Arturo: ¿Esto me pasará toda la vida?

Terapeuta: Algunos hombres sufren de una impotencia “total”, esto es, no pueden conseguir ni siquiera una erección parcial con ningún compañero y en ninguna circunstancia. Otros, como usted, sufren una impotencia puramente situacional y sólo tienen dificultades en circunstancias específicas.

Arturo: Entonces, ¿tampoco es tan grave y he hecho bien en venir?

Terapeuta: ¡Claro! No pretendo entrar en demasiados tecnicismos, pero les expondré de otra manera lo que acabo de explicarles. La impotencia se puede clasificar según dos categorías clínicas: impotencia primaria o impotencia secundaria. Aunque poco frecuente, la impotencia primaria es una forma grave y crónica de este trastorno, hombres que nunca han funcionado bien y que se considera indicativa de una patología importante. El otro tipo de impotencia, la secundaria, puede no estar asociada con una patología significativa y, es uno de los trastornos más usuales de hombres que hasta entonces habían funcionado bien, pero que de pronto se ven aquejados de dificultades sexuales.

Belén: ¿Es cierto que lo que provoca una erección es la sangre?

Terapeuta: La comprensión de los mecanismos de la erección exige cierto conocimiento de la anatomía del pene. El mecanismo de la erección se halla regulado por reflejos involuntarios del sistema nervioso. Para que lo entiendan mejor, señores García, el proceso de la erección constituye un sistema hidráulico que utiliza como fluido la sangre; así pues, el sistema nervioso autónomo puede producir una dilatación instantánea y la erección del pene, o inversamente, vaciar rápidamente los vasos peneanos y, por tanto, producir una pérdida de la erección. Específicamente, en la disfunción erectiva, los mecanismos reflejos vasculares son incapaces de bombear suficiente sangre a los senos cavernosos del pene para hacer que se haga firme y erecto y, aunque el varón puede sentirse excitado en una situación sexual y desea hacer el amor, su pene no entra en erección. La inhibición de la que les hablo, señores García, puede afectar a cualquier etapa de la respuesta sexual, antes o durante la excitación o en la fase de meseta, es decir, durante el estado de excitación más avanzado, inmediatamente anterior al orgasmo.


Belén: (En tono de broma). ¡Ahora sí que te voy a tocar los cojones Arturo! Oiga, pero... ¿Cuándo se ha conseguido una erección, se mantiene durante mucho tiempo?, ¿A los hombres mayores no les cuesta más?

Terapeuta: En efecto, una vez se ha conseguido una erección, este estado de excitación puede mantenerse durante largos períodos de tiempo. Es esta capacidad del macho para sostener el estado de excitación sin eyaculación lo que le permite emprender una serie de actividades de cortejo erótico que se necesitan, por así decir, para preparar a su compañera, más lenta, para el acto de la cópula. Durante la mayor parte de su vida el hombre es capaz de perder y volver a recuperar la erección varias veces durante el juego amoroso que precede al coito. El hombre normal no se siente perturbado por esta característica. Sin embargo, algunos hombres responden a una detumescencia temporal con el temor de que ya no volverán a recuperar la erección conseguida y, por tanto inician una secuencia de impotencia psicógena. Por otro lado, la capacidad física de recuperar rápidamente la erección se pierde a veces hacia la “mitad del camino de nuestra vida”, los hombres de más de cincuenta años observan a menudo que una vez que su pene se ha vuelto flácido son incapaces de recuperar la erección durante varias horas aunque no hayan eyaculado.

Arturo: ¿Es cierto que sin erección se puede eyacular?

Terapeuta: Aunque es algo inusual, el hombre impotente puede eyacular con un pene flácido, esto es debido a que los reflejos de la eyaculación y de la erección son distintos.

Arturo: Yo siempre he sido un buen amante, siempre he dejado satisfechas a las chicas con las que me he acostado.

Terapeuta: El temor al fracaso, es muy frecuente en este tipo de pacientes, y el restablecimiento de la confianza sexual es un objetivo muy importante en el tratamiento de la impotencia.

Arturo: ¿Usted cree que tengo temor a fracasar sexualmente con Belén?

Terapeuta: En las siguientes sesiones, a mí me gustaría investigar sobre las causas de su vulnerabilidad al estrés y su simultánea propensión a la impotencia en respuesta a tal tensión; es decir, las causas de la interferencia física con los reflejos fisiológicos que producen la erección.

Arturo: ¿Estrés?, me encanta mi trabajo y, tampoco tengo que ocuparme demasiado de las tareas del hogar, porque en mi casa tengo una asistenta tres días por semana...

Terapeuta: No me refiero al estrés laboral Arturo. Lo que quiero transmitirle es que hay hombres que son excesivamente vulnerables al estrés y, se hacen impotentes en cualquier situación mínimamente tensa. Para aclararlo mejor, después de que usted haya experimentado un período transitorio de impotencia (cosa que se da en la vida de todos los hombres) algunos se preguntan si en la siguiente ocasión funcionarán bien o no, pero saldrán airosos a pesar de la duda. Otros, los individuos vulnerables como usted, volverán a mostrarse impotentes a causa de esa misma duda, de tal forma que lo que era un problema transitorio se convierte ahora en uno crónico.

Arturo: Bueno, entiendo...

Terapeuta: Una de mis tareas prioritarias a partir de ahora consistirá en identificar y modificar los factores emocionales que bloquean su respuesta sexual. La persona que cuenta con mecanismos de defensa idóneos no se siente embargada de emoción cuando ciertos obstáculos leves coartan temporalmente su expresión sexual. Por el contrario, la persona vulnerable, reacciona ante esos obstáculos con una ansiedad aguda que rompe el delicado equilibrio de la respuesta de erección.

Belén: ¿Las chicas también pueden tener impotencia?

Terapeuta: Sí. La naturaleza bifásica de la sexualidad es patente en ambos sexos. Aunque las fases del hombre y de la mujer son, pues, análogas, difieren en vulnerabilidad; la respuesta más especializada y más compleja masculina es mucho más vulnerable que la reacción, más indiferenciada, de la mujer. Por tanto, la impotencia es un signo patológico bastante corriente en los hombres mientras que la inhibición de la lubricación y de la hinchazón en las hembras es rara, aunque posible.

Belén ¿Tengo que seguir viniendo en la terapia?

Terapeuta: Sí, por supuesto, si ambos quieren. El rasgo específico de la terapia sexual es el uso integrado de experiencias sexuales sistemáticamente estructuradas y, al mismo tiempo, la realización de sesiones terapéuticas conjuntas. Existe una relación recíproca similar entre las dificultades erectivas y las desaveniencias conyugales, como es obvio, la impotencia puede ejercer un efecto muy negativo sobre la relación. Por ello, en la planificación del tratamiento es importante que distingamos entre causa y efecto y, será de vital importancia escuchar también su voz Belén.

Arturo: ¿En qué se basa la terapia?

Terapeuta: El tratamiento persigue el objetivo de fomentar una estimulación adecuada, así como también crear un medio relajado y libre de presión que le permita a usted, señor García, abandonarse a esa estimulación. La sexualidad debe desplegarse de una manera libre y espontánea para ser una experiencia feliz.

Arturo: ¿Qué trabajaremos?

Terapeuta: Mi objetivo será disminuir la presión ansiógena que le exige a usted Arturo, producir respuestas fisiológicas que se hallan más allá de su control. Por eso las instrucciones y preinscripciones, así como las peticiones de Belén se limitarán estrictamente a conductas voluntarias. Trabajaremos la creación de un ambiente sexual no exigente.

Arturo: ¿Me está pidiendo que sea más espontáneo?

Terapeuta: Para que la respuesta sexual se desarrolle espontáneamente, libre de toda interferencia, el hombre debe de ser capaz de abandonarse libremente a esa experiencia.

Arturo: ¿Qué?

Terapeuta: La autoobservación, los pensamientos obsesivos, el exceso de preocupación respecto a su compañera y una preocupación exagerada acerca de la calidad de su ejecución, todo ello puede bloquear un buen funcionamiento sexual.

Arturo: Pues... ¿qué es lo que hace un terapeuta sexual?

Terapeuta: Lo que hacemos es intentar atenuar las situaciones tensas que hacen que un individuo vulnerable se convierta en impotente. Además, le enseñaremos a usted, Arturo, a evitar tales situaciones de tensión. Usted aprenderá a rechazar cualquier exigencia sexual; en resumen, se le instruirá para que no realice el coito en condiciones de presión, sino sólo cuando se halle motivado por sus propios deseos, y, por supuesto, cuando exista deseo mutuo de realizar el acto sexual.

Arturo: ¿Qué pronóstico tengo?

Terapeuta: El pronóstico, tanto como para el tratamiento como para la remisión espontánea, se relaciona directamente con la duración del síntoma. Este pronóstico es también mucho mejor para la impotencia secundaria que para la impotencia primaria.

Arturo: ¿No puede recetarme pastillas para la erección?

Terapeuta: Un terapeuta sexual nunca receta testosterona por si sola, siempre ha de ir acompañada de una serie de tareas sexuales eróticas. El valor de la testosterona radica en el hecho de que da al paciente un empujón fisiológico temporal que sirve para interrumpir un círculo vicioso de naturaleza psicológica. De todas formas, al menos en esta primera sesión, por ahora no veo necesario prescribir testosterona, porque su impulso sexual Arturo, no parece notoriamente débil.

Belén: ¿Tareas sexuales eróticas?, mmmm, ¡qué bien suena eso!, ¿no crees cariño? Explíquenos, tenemos ganas de hacer los deberes.

Arturo: Venga, ¡queremos un manual más completo que el kamasutra!

Terapeuta: De acuerdo, la actitud colaboradora que ambos demuestran les beneficiará a la hora de obtener resultados de mejora. ¿Quieren que les escriba una pequeña pauta por escrito?

Arturo: Vale, no está de más.

Terapeuta: En este folio iré escribiendo varios puntos, si alguna cosa de la que les explico no comprenden, por favor, interrumpan, es importante que les quede claro.

Arturo y Belén: Sí.

Terapeuta: El primer apartado recibe el nombre de dar y recibir placer sin exigencias. Durante aproximadamente estos siete días tras hoy, quedará prohibido el coito y la eyaculación, es decir, una abstinencia forzosa. Lo que les pido es que se acaricien alternativamente uno al otro, sobretodo, sin centrarse exclusivamente en las áreas genitales. Quiero que ambos disfrutéis del placer erótico no orgásmico, no esperéis una erección; recrearos el uno con el cuerpo de la otra y viceversa. Es el momento de una estimulación suave, incitante y provocativa.

Belén: ¿Qué se consigue con estas caricias?

Terapeuta: Estas experiencias sirven para poner de relieve las resistencias, tanto de Arturo como suyas, a la realización de tales tareas, sacando a la luz los obstáculos que impiden la erección y la expresión sexual. Aparte de los efectos eróticos de las interacciones sensuales no orientadas al rendimiento, lo que suceda se convertirá en material para futuras sesiones terapéuticas. ¿Hasta el momento están de acuerdo?

Arturo y Belén: Sí.

Terapeuta: Bien, nos vemos dentro de una semana y me cuentan.





Siguiente sesión, transcurrida una semana.

Terapeuta: ¿Cómo ha ido esta semana?

Arturo: Bien, estamos muy contentos, la verdad es que hemos hecho cosas nuevas.

Terapeuta: ¿Cómo cuales?

Arturo: El otro día Belén decidió que al salir del trabajo fuéramos a una tienda erótica y compramos algunas cosillas... Esa misma noche tuve una erección.

Terapeuta: Me alegro mucho de los resultados tan avanzados que están obteniendo, resulta positivo comprobar que usted, Arturo, es capaz de liberarse de pensamientos obsesivos, de hecho han avanzado directamente dos pasos. Es muy constructivo que lleven a cabo sus fantasías sexuales favoritas si ambos están de acuerdo.



Tercera sesión.

Terapeuta: Vamos a seguir con los deberes. Un siguiente apartado lo llamaremos Eliminación del temor al fracaso. Hasta la próxima visita lo que les pediré es que continúen disfrutando el uno del otro de sus cuerpos y si usted Arturo vuelve a tener una erección, en el momento máximo ambos han de dejar que el pene vuelva al estado flácido y transcurridos unos instantes retomen la actividad para intentar recuperar esa erección. De esta manera intentaremos que Arturo recupere su confianza en su capacidad eréctil. Seguimos prohibiendo el coito.



Cuarta sesión.

Terapeuta: En esta cuarta etapa, lo que le voy a pedir a usted Arturo es que se dé permiso para ser egoísta. El goce sexual y el buen funcionamiento dependen en gran medida de la capacidad para abandonarse a sus propios sentimientos, con la exclusión temporal de cualquier otra cosa. No me refiero a que el objetivo aquí sea el desprecio de las necesidades de Belén; todo lo contrario, se fomenta activamente la sensibilidad y la generosidad mutua. Quiero que usted en especial, Arturo, le hable a ella libremente de cuáles son sus necesidades. Ambos han de asumir su propia satisfacción erótica. De momento también les pediría que se abstengan del coito. El tratamiento no termina con la primera experiencia de coito lograda.


.
Sexologos Barcelona
Eyaculacion Precoz
--------------------------------------------------------------------------------

Eyaculacion Precoz
La Eyaculacion Precoz y su definición
La Eyaculacion Precoz se define como aquella disfunción sexual que imposibilita al hombre satisfacer a su pareja a causa del reducido tiempo que demora en alcanzar un orgasmo.

Pero bien, a que nos referimos con tiempo reducido?
Hay eyaculadores precoces que eyaculan (alcanzan un orgasmo) antes de penetrar la vagina, en aquellos momento previos al sexo como besos, caricias y demás.
Pero la mayoría de los eyaculadores precoces eyaculan después de penetrar la vagina. Algunos de ellos eyaculan en el momento de la penetración y otros a los pocos segundos con el pasar de los primeros bombeos. Luego tenemos a los que eyaculan a los pocos minutos y finalmente a los que eyaculan antes de que su pareja llegue al orgasmo haciendo que se siente sexualmente insatisfecha.

…”Por que uno hombre sufre de Eyaculacion Precoz?”…
La Eyaculacion Precoz no es una enfermedad contagiosa ni mucho menos hereditaria. La Eyaculacion Precoz es el resultado de un mal trato a nuestra vida sexual. La masturbación excesiva, ansiedad sexual, estrés, preocupaciones, problemas personales, poca práctica del sexo, etc, son unas de las principales razones que pueden llevar al hombre a padecer de Eyaculacion Precoz.

Y que hice mal para ser un eyaculador precoz?
No es necesario hacer algo malo para sufrir de Eyaculacion Precoz . Diariamente el hombre realiza acciones que sin saberlo afectan su vida sexual actual y futura. Una de las principales causas de la Eyaculacion Precoz es la masturbación.
El exceso de masturbación y la incorrecta forma de masturbarse, hace que el hombre sin saberlo pase a ser un eyaculador precoz.

Solamente el exceso o mala masturbación produce la Eyaculacion Precoz?
La masturbación es el principal factor que produce la Eyaculacion Precoz, pero no es el único. Existen otros factores tan perjudicables como la masturbación pero son difíciles de detectar.

Si dejo de masturbarme por un tiempo, la Eyaculacion Precoz desaparece?
Lamentablemente no. El exceso de masturbación o inadecuado uso de ella produce un debilitamiento en determinados músculos que están directamente relacionado con el control de las eyaculaciones. Existe un movimiento que se produce en unos músculos ubicados muy cera del ano (suelo pélvico), que produce un contracción bloqueadora de fluidos por el pene tanto de orina como de semen.
Este movimiento es llamado Reflejo Eyaculatorio el cual es el encargado de retener las eyaculaciones.
La inadecuada masturbación como otros factores que someten al hombre a diario (estrés, preocupaciones, etc.) atrofian (afectan) este reflejo eyaculatorio produciendo la Eyaculacion Precoz.

Es posible recuperar este reflejo?
Este reflejo es totalmente recuperable. Al igual que todos los tratamientos de recuperación muscular, se debe iniciar un tratamiento basado en un plan de ejercicios para lograr el correcto funcionamiento del músculo PC (pubbo coccigeo), el cual es el que origina este reflejo eyaculatorio.

De donde puedo conseguir un tratamiento para la Eyaculacion Precoz?
Si lo deseas puedes ir a un sexólogo o bien realizar un tratamiento online evitando ir a una consulta de este tipo que generalmente los hombres rechazan.

Información útil antes de iniciar un tratamiento.
La Eyaculacion Precoz no es igual para todos los hombres. La gravedad de una Eyaculacion Precoz no es la misma para un hombre que eyacula antes de penetrar que otro que lo hace despues de la penetración.
TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS EFICACES PARA LAS DISFUNCIONES SEXUALES
A partir de la terapia sexual de Masters y Johnson (1970), que marcó un punto de inflexión claro en el tratamiento de este tipo de problemas, las disfunciones sexuales han constituido un campo de actuación habitual para el tratamiento psicológico. Sin embargo, esta amplia aplicación y los buenos resultados obtenidos, no se han visto hasta el momento avalados por una investigación rigurosa que respalde su eficacia y efectividad. Asimismo, se carece de datos comparativos de la eficacia de los tratamientos psicológicos y médicos para este tipo de problemas. Esta falta de trabajos parece relacionarse con diversas dificultades y problemas que afectan a la obtención y selección de muestras, a la evaluación y diagnóstico de los pacientes, a los propios tratamientos y a los diseños experimentales. Teniendo en cuenta estas limitaciones, se revisa la evidencia disponible acerca de la eficacia de los tratamientos, tanto psicológicos como médicos, de las disfunciones sexuales. Para ello se diferencian disfunciones masculinas (más estudiadas hasta la fecha) y femeninas, haciendo hincapié en aquellas que han recibido una mayor atención (i.e. los trastornos de la erección, la eyaculación precoz y la inhibición de la eyaculación en el varón, y, fundamentalmente, los trastornos del deseo sexual hipoactivo y orgásmico en la mujer). A la luz de este análisis se señalan posibles vías de actuación en la investigación sobre el tema.

Efficacious psychological treatments for sexual dysfunctions.Starting from Masters and Johnson’s sex therapy (1970), sexual dysfunction has become a usual objective in therapy. Nevertheless, the expanded use and the positive results of sex therapy are not supported up to now by methodologically robust studies showing it efficacy and effectiveness. Furthermore, there is no evidence about the differential effects of medical and psychological treatments for these problems. Reasons for this include several problems and difficulties concerning sample selection, measurement and diagnostic, treatment and research design. Keeping in mind these restrictions, available evidence about efficacy of both psychological and medical treatments for sexual dysfunction is reviewed. Male and female dysfunctions are separately reviewed, focusing on those disorders that have received more attention. So that, among males dysfunctions, erectile problems, premature ejaculation and inhibited orgasm, are considered, while among female ones (less studied in general) hypoactive sexual desire and orgasmic disorders are included. Stemming from the analysis several guidelines for future research on this topic are proposed.

No cabe duda de que desde los trabajos iniciales de la Task Force on Promotion and Dissemination of Psychological Procedures - TFPDPP - (1995) se está produciendo un cambio importante en el mundo de la psicoterapia. Cada vez son mayores y más importantes los esfuerzos dedicados a investigar y demostrar la eficacia de los distintos procedimientos psicoterapéuticos. Para el profesional de la psicoterapia es determinante saber que los tratamientos que utiliza han demostrado de forma inequívoca que son eficaces para producir los cambios deseados. Tal como señalan Labrador, Echeburúa y Becoña (2000) «la demostración experimental de la eficacia de los procedimientos terapéuticos se ha convertido actualmente en un objetivo prioritario. Las razones son varias: a) la debilidad y la multiplicidad de los modelos teóricos no ajenas al divorcio creciente entre el mundo académico y la realidad clínica; b) la demanda social de tratamientos eficaces; y c) el objetivo prioritario de los terapeutas de mejorar a los pacientes de forma más efectiva» (p. 17) .

Un aspecto esencial de esta nueva tarea es que el objetivo no tiene nada que ver con las luchas entre escuelas de los años 50 y 60, en las que se trataba de demostrar que los tratamientos derivados de una orientación o modelo general eran más eficaces que los de las restantes orientaciones, en el tratamiento de todos los «problemas psicológicos». El objetivo ahora es ver qué tratamiento concreto (lo que supone que esté descrito de manera pormenorizada y precisa cómo ha de llevarse a cabo) es eficaz (ha demostrado ser beneficioso para los pacientes en investigaciones clínicas controladas), efectivo (útil en la práctica clínica habitual) y eficiente (de mayores beneficios y menores costos que otros tratamientos alternativos), para cada problema concreto (lo que supone un sistema estandarizado de clasificación de los posibles problemas). De esta forma se pretende señalar al profesional qué tratamientos son más adecuados en cada problema o caso concreto, a fin de orientar su práctica profesional, y también informar a los usuarios (bien particulares, bien agencias gubernamentales o compañías de seguros) sobre las posibles opciones terapéuticas válidas para poner remedio a los problemas para los que buscan solución.

Entre los tratamientos que deben mostrar su eficacia, efectividad y eficiencia, están los aplicados a las disfunciones sexuales, una de las áreas de intervención con más tradición en la Psicología Clínica y también una de las que más requieren en la actualidad la ayuda de los psicólogos. El objetivo de este trabajo es, pues, constatar si existe algún tratamiento para alguna disfunción sexual específica, que haya demostrado inequívocamente que tiene efectos más beneficiosos que el mero paso del tiempo o un tratamiento inespecífico, que puede aplicarse en las condiciones normales de la práctica clínica y que es más eficaz que tratamientos alternativos. Además, si fuera posible, sería útil establecer claves que permitan asignar los tratamientos a los distintos pacientes en función de las características de éstos. En definitiva, dar respuesta a la cuestión fundamental desde el inicio de la psicología clínica: ¿Qué tratamiento es más eficaz, para este paciente, con este problema y en estas condiciones? No otros son los criterios que rigen este monográfico (Fernández Hermida & Pérez Álvarez, 2001).

A este respecto el informe preliminar de la TFPDPP (1995) incluía entre los tratamientos empíricamente validados, en concreto, entre los señalados como Tratamientos Bien Establecidos, en el caso de las disfunciones sexuales, la Terapia de conducta para la disfunción orgásmica femenina y para la disfunción eréctil masculina; citando como evidencia de la eficacia los trabajos de LoPiccolo y Stock (1986) y Auerbach y Killmann (1977).

En el informe de 1998 (Chambless y cols., 1998) se incluyen entre los tratamientos empíricamente validados, en concreto entre los tratamientos probablemente eficaces, los siguientes:

• Aproximación de tratamiento combinado de Hurlbert para el bajo deseo sexual femenino (Hurlbert, White, Powell y Apt, 1993).

• Terapia sexual de Masters y Johnson para la disfunción orgásmica femenina (Everaerd y Dekker, 1981).

• Combinación de terapia sexual y marital de Zimmer para el bajo deseo sexual femenino (Zimmer, 1987).

Parece, pues, que existen tratamientos psicológicos cuya eficacia ya se considera empíricamente validada para las disfunciones sexuales. Aunque ciertamente son muy pocos y sólo para algunas de las disfunciones. Esto no quiere necesariamente decir que no existan otros tratamientos eficaces para estos problemas, sólo que no han demostrado aún empírica e inequívocamente su eficacia. Sin embargo, otras revisiones distintas a las de la propia Task Force, en especial las dos revisiones de O’Donohue y cols. (O’Donohue, Dopke y Swingen, 1997; O’Donohue, Swingen, Dopke y Regev, 1999), sobre disfunciones sexuales femeninas y masculinas, respectivamente, cuestionan estas consideraciones.

En el artículo Psychotehrapy for female sexual dysfunction: A review (O’Donohue y cols., 1997) revisan todos los artículos en las bases de datos desde 1970 sobre tratamiento psicológico de las disfunciones sexuales femeninas y, de entre ellos, seleccionan los que al menos cumplan dos criterios, a su juicio condiciones mínimas para que se pueda hacer una interpretación significativa de los resultados obtenidos:

(a) Asignación aleatoria de los sujetos a las condiciones experimentales (tratamientos).

(b) Al menos un grupo de comparación (o una condición de comparación en los diseños de caso único).

De acuerdo con sus informaciones, aproximadamente el 80% de los estudios encontrados no reunían estas condiciones, la mayoría por no incluir un grupo de comparación. En consecuencia sólo los 21 estudios que cumplían esas condiciones fueron incluidos en la revisión cuyas conclusiones no parecen muy positivas:

«Los resultados de esta revisión también revelan que no hay ningún tratamiento para ninguna de las disfunciones sexuales femeninas que se haya mostrado como bien establecido, de acuerdo con las especificaciones de la Task Force on Promotion and Dissemination of Psychological Procedures (1995). Esta conclusión, sorprendentemente, no es consistente con el informe de la Task Force. Este informe señala que "la terapia conductual para la disfunción orgásmica femenina" está bien establecido. Sin embargo, no cita dos estudios utilizando manuales de tratamiento que muestren que el tratamiento es más efectivo que el placebo u otro tratamiento. Más bien, simplemente, cita una revisión (LoPiccolo y Stock, 1986)» (O’Donohue y cols., 1997, p. 561).

En su trabajo posterior, Psychotehrapy for male sexual dysfunction: A review (O’Donohue y cols., 1999), revisan los trabajos existentes desde 1970 sobre intervención psicológica en disfunciones sexuales masculinas. Sólo 19 de los 98 trabajos publicados reúnen los criterios mínimos de inclusión arriba señalados, y tras su revisión las conclusiones son similares:

«Siguiendo esos criterios [los de la Task Force de 1995] nuestra revisión revela que no existen tratamientos bien establecidos para las disfunciones sexuales masculinas. Esta conclusión contradice el informe de la propia Task Force on Promotion and Dissemination of Psychological Procedures (1995) que concluye que el tratamiento conductual para los trastornos en la erección masculinos está bien establecido. Irónicamente, de los dos artículos que cita la Task Force para apoyar su conclusión, uno es una revisión (LoPiccolo y Stock, 1986), y el otro es un estudio controlado que no informa del uso de un manual de tratamiento (Auerbach y Kilmann, 1977). Es evidente que estos trabajos citados como evidencia científica no reúnen los propios criterios de la Task Force para considerar un tratamiento como bien establecido» (O’Donohue y cols., 1999, p. 623).

No obstante, poco después señalan que:

«A pesar de la escasez de investigación consistente en el área de la psicoterapia para las disfunciones sexuales masculinas, los profesionales continúan manteniendo su eficacia [terapéutica]» (O’Donohue y cols., 1999, p. 623).

Otras revisiones importantes, como las de Rosen y Leiblum (1995) y la de Segraves y Althof (1998), aunque menos rigurosas, insisten en esta línea de resaltar los serios problemas metodológicos que tienen la mayor parte de las investigaciones sobre tratamientos psicológicos de las disfunciones sexuales. Por otro lado, ambas resaltan la progresiva importancia que están tomando en este ámbito de actuación clínica los acercamientos médicos y biológicos en general:

«Comenzando en los años ochenta, sin embargo, la investigación y la práctica en terapia sexual se ha centrado de forma progresiva en el papel de los factores orgánicos y biomédicos» (Rosen y Leiblum, 1995, p. 877).

«A partir de mediados de los ochenta se desarrolla la actual era de la psicobiología. Esta época se distingue por la medicalización (Tiefer, 1995) de los acercamientos terapéuticos, principalmente para las disfunciones sexuales masculinas» (Segraves y Althof, 1998, p. 449).

Es evidente que la situación dista de estar clara. Por un lado parece que faltan trabajos que, cumpliendo las condiciones metodológicas, permitan constatar empíricamente la eficacia de los tratamientos psicológicos. Menor evidencia aun se ha conseguido para los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos. Sin embargo, esto, como ya se ha señalado, no quiere decir «necesariamente» que las terapias sexuales sean ineficaces (algo que tampoco se ha probado empíricamente). Pero sigue habiendo personas que presentan problemas de disfunciones sexuales y que buscan ayuda profesional. En consecuencia puede ser útil orientar sobre el estado actual de los tratamientos en este área a fin de poder señalar vías de acción más o menos interesantes.

Para ello, en primer lugar se ha de establecer en qué consisten las disfunciones sexuales. Delimitadas y definidas éstas, se considerarán los procedimientos para su diagnóstico, o en cualquier caso los criterios a seguir para estimar si se da determinada disfunción y también, si tras el tratamiento se puede asegurar que ha mejorado o desaparecido y en qué medida. Por último se pasará a revisar, trastorno por trastorno, los tratamientos utilizados y hasta qué punto presentan evidencia de su eficacia.

Caracterización de las disfunciones y criterios de diagnóstico

Bajo el nombre de disfunciones sexuales se incluyen todas aquellas alteraciones (esencialmente inhibiciones) que se producen en cualquiera de las fases de la respuesta sexual y que impiden o dificultan el disfrute satisfactorio de la sexualidad (Labrador, 1994). En la especificación de las categorías diagnósticas, el DSM-IV (APA, 1994) se basa en el modelo trifásico del ciclo de respuesta sexual, deseo, excitación y orgasmo. La APA recoge una categoría adicional en la que se incluyen aquellas disfunciones que suponen más que alteración de una fase de la respuesta, la aparición de dolor en cualquier momento de la actividad sexual (véase Tabla 1). En consecuencia, el DSM-IV considera estas cuatro categorías principales de disfunciones: (1) trastornos del deseo sexual, que incluyen deseo sexual inhibido (o hipoactivo) y trastorno por aversión al sexo; (2) trastornos de la excitación sexual, diferenciándolo en el hombre (trastorno de la erección) y en la mujer; (3) trastornos del orgasmo, diferenciando también entre disfunción orgásmica femenina y masculina, e incluyendo además una categoría específica para el diagnóstico de la eyaculación precoz; (4) trastornos sexuales por dolor, que comprenden la dispareunia y el vaginismo. A estas categorías se añaden: disfunción sexual debida a la condición médica general; disfunción sexual inducida por sustancias y disfunción sexual no especificada.

Los criterios diagnósticos del DSM-IV para las disfunciones sexuales no especifican una duración o frecuencia mínimas, sino que vienen determinados por la presencia de un alto grado de malestar o dificultades interpersonales asociadas al problema, por lo que dependen en buena medida del juicio clínico. Cada disfunción puede caracterizarse en tipos, que incluyen tres diferenciaciones: si ha sucedido desde siempre (i.e. ha estado presente desde el inicio del funcionamiento sexual) o ha sido adquirida (i.e. se ha desarrollado después de un período de funcionamiento normal); si es generalizada (i.e. ocurre en todas las situaciones con todas las parejas) o específica (i.e. se limita a determinados tipos de estimulaciones, situaciones o parejas); y, finalmente, si se debe a factores psicológicos o a una combinación de factores psicológicos y médicos o abuso de sustancias. Asimismo, para cumplir los criterios diagnósticos es preciso que la disfunción no ocurra durante el curso de otro trastorno del Eje I (e.g. depresión mayor) y no se deba exclusivamente al efecto directo de sustancias o a condiciones médicas. Para la consideración de estas últimas, el DSM-IV incluye categorías específicas de disfunciones debidas a la condición médica general o inducidas por sustancias (alcohol, anfetaminas, cocaína, opiáceos...), caracterizadas ambas por estar etiológicamente relacionadas con una condición médica o con el uso de sustancias psicoactivas, respectivamente.

No existen datos acerca de la fiabilidad y validez del sistema diagnóstico del DSM-IV para las disfunciones sexuales, algo especialmente relevante si tenemos en cuenta que la descripción de los criterios, basada en el malestar psicológico y las dificultades interpersonales, deja abierta la puerta a la subjetividad. Asimismo, se ha criticado su visión dicotómica de este tipo de trastornos (hay o no hay disfunción sexual), ya que la sexualidad y el funcionamiento sexual parecen ajustarse mejor a un continuo de satisfacción individual e interpersonal (cf. Wincze y Carey, 1991). Del mismo modo se ha cuestionado la diferenciación de los subtipos psicógeno vs. orgánico, por considerarla simplista y excesivamente restrictiva (cf. LoPiccolo, 1992; Mohr y Beutler, 1990).

Por su parte, la clasificación más reciente de la Organización Mundial de la Salud, el CIE-10 (OMS, 1992) muestra un notable paralelismo con la clasificación de la APA, incluyendo entre las disfunciones sexuales no orgánicas las siguientes:
http://WWW.PRECOZ.GALEON.COM
http://WWW.PRECOZ.GALEON.COM
http://WWW.SEXOLOGO.GALEON.COM
http://WWW.SEXOLOGO.GALEON.COM
http://WWW.SEXOLOGOSBARCELONA.GALEON.COM
http://WWW.SEXOLOGOSBARCELONA.GALEON.COM
.
http://WWW.CONESA.GALEON.COM
http://WWW.CONESA.GALEON.COM
http://WWW.XCONESA.GALEON.COM
http://WWW.XCONESA.GALEON.COM
http://WWW.XAVIERCONESA.COM
http://WWW.XAVIERCONESA.COM
imagen
Disfunció erèctil
La disfunció erèctil o impotència erigendi (a vegades anomenada incorrectament només impotència) és la incapacitat repetida d'aconseguir o mantenir una erecció prou ferma com per tenir una relació sexual satisfactòria.
Contingut [ocultar]
1 Context
2 Causes de la disfunció sexual
3 Tractament de la UE
3.1 El terme impotència i la disfunció erèctil (DE)
4 Tipus de disfunció erèctil
5 Causes de la disfunció erèctil
6 DE i envelliment
7 Com passa una erecció normal?
8 Quina és la metodologia d'estudi en la disfunció erèctil?
9 Diagnòstic de la disfunció erèctil
10 Tractaments de la disfunció erèctil
11 Prevenció de la UE
12 Vegeu també
13 Enllaços externs
[Edita] Context

La paraula "impotència" també es pot utilitzar per descriure altres problemes que interfereixen amb la relació sexual i la reproducció, com ara la manca de desig sexual i els problemes amb la ejaculació o l'orgasme. L'ús de les paraules disfunció erèctil deixa en clar que aquests altres problemes no estan implicats.
La disfunció erèctil (o DE) pot ser una incapacitat total per aconseguir una erecció, una capacitat inconsistent per fer-ho, o una tendència a tenir només ereccions breus. Aquestes variacions fan difícil definir la DE i calcular la seva incidència.
Els càlculs varien des de 20 fins 30 milions de casos, depenent de la definició usada. D'acord amb l'enquesta d'Atenció Mèdica Ambulatòria Nacional (NAMCS, sigles en anglès), per cada 1.000 homes en EE. Units., Es van fer 7,7 visites al consultori mèdic per DE a 1.985. En 1.999, la freqüència gairebé s'havia triplicat a 22,3. L'augment es va produir de manera gradual, presumptament a mesura que es van posar a disposició més àmpliament tractaments com ara els dispositius de buit i els medicaments injectables i va començar a acceptar la discussió de la disfunció erèctil. És possible que l'avanç més publicitat fos la introducció del medicament oral citrat de sildenafil (Viagra) el març de 1.998. Les dades de NAMCS sobre medicaments nous mostren un càlcul de 2.6 milions de mencions de Viagra en visites al consultori mèdic en 1.999, i un terç d'aquestes mencions van tenir lloc durant visites per a un diagnòstic no relacionat amb DE.
[Edita] Causes de la disfunció sexual

En els homes majors, la DE generalment té una causa física, com una malaltia, lesió o efectes secundaris de medicaments. Qualsevol trastorn que causi una lesió en els nervis o que deteriori el flux de sang al penis pot causar DE. La incidència augmenta amb l'edat: al voltant del 5% dels homes de 40 anys d'edat i entre el 15 i el 25% dels homes de 65 anys d'edat experimenten DE. Però la disfunció erèctil no és necessàriament una part inevitable del procés d'envelliment.
Com que una erecció requereix una seqüència precisa d'esdeveniments, la DE pot presentar-se quan qualsevol d'aquests esdeveniments s'interromp. La seqüència completa inclou els impulsos dels nervis al cervell, a la columna vertebral i en l'àrea al voltant del penis, així com les respostes dels músculs, els teixits fibrosos, les venes i les artèries en i prop dels cossos cavernosos.
La causa més comuna de DE és el dany als nervis, artèries, músculs llisos i teixits fibrosos, sovint com a resultat d'una malaltia. Malalties com ara la diabetis, afeccions del ronyó, alcoholisme crònic, esclerosi múltiple, arteriosclerosi, psoriasi, malaltia vascular i malaltia neurològica són responsables del voltant del 70% dels casos de DE. Entre el 35 i el 50% dels homes amb diabetis pateixen DE.
També la cirurgia (especialment la cirurgia radical de pròstata causa de càncer) pot lesionar nervis i artèries prop del penis, causant DE. Una lesió al penis, la columna vertebral, la pròstata, la bufeta i la pelvis pot portar a DE, produint lesió en els nervis, músculs llisos, artèries i teixits fibrosos dels cossos cavernosos.
A més, molts medicaments comuns-medicaments per a la pressió arterial, antihistamínics, antidepressius, tranquil, supressors de la gana i cimetidina (un medicament per l'úlcera) - poden causar D'com a efecte secundari.
Els experts pensen que factors psicològics, com ara l'estrès, l'ansietat, la culpa, la depressió, una baixa autoestima i la por de no ocupar-se en el coit com s'espera causen del 10 al 20% dels casos de DE. Els homes amb una causa física de DE sovint experimenten el mateix tipus de reaccions psicològiques (estrès, ansietat, culpa, depressió).
Altres causes possibles són fumar, que afecta el flux sanguini en les venes i artèries, i anormalitats en les hormones, com ara una quantitat insuficient de testosterona. La pujada de prolactina que poden produir alguns fàrmacs com ansiolítics, antipsicòtics (risperidona, olanzapina, halperidol) pot provocar també impotència. Les causes hormonals solen afectar també el desig sexual o libido.
[Edita] Tractament de la UE

La DE és tractable a qualsevol edat, i el coneixement d'aquest fet ha anat creixent. Més homes han buscat ajuda i tornat a l'activitat sexual normal a causa de tractaments millorats i reeixits de la DE. Tradicionalment els uròlegs, que s'especialitzen en problemes de les vies urinàries, han tractat la DE, però, els uròlegs només són responsables del 25% de les mencions de Viagra a 1.999.
[Edita] El terme impotència i la disfunció erèctil (DE)
El terme impotència té una arrel llatina (impotens: no poder). És la incapacitat de l'home per obtenir o mantenir una erecció suficient i realitzar un coit satisfactori. La DE és una situació molt freqüent; s'ha calculat que afecta en major o menor grau a la meitat dels homes entre els 40 i els 70 anys. Però no és un tema que es tracti obertament, ja que forma part de la vida íntima dels individus i de les parelles. Mites i expectatives culturals de la sexualitat masculina han impedit a molts homes buscar ajuda per a un trastorn que pot beneficiar-se, en la majoria dels casos, d'un tractament relativament senzill.
Encara que es pot dir amb seguretat que tot home experimenta de tant en tant dificultats per mantenir l'erecció, la disfunció erèctil es defineix com la incapacitat per mantenir una erecció suficient per al coit en el 25% com a mínim dels intents.
[Edita] Tipus de disfunció erèctil

Impotència sexual:
També anomenada "disfunció erèctil". Aquesta disfunció és la incapacitat constant de mantenir l'erecció suficient per al coit. Els homes tensos, amb ansietat i sobreocupats, de vegades, no poden aconseguir aquesta concentració necessària causant impotència sexual. Hi ha altres causes, com els problemes vasculars.
La impotència sexual presenta graus de divisió, que són:
Impotència coeundi: Impossibilitat per al coit.
Impotència erigendi: Incapacitat per l'erecció del penis.
Impotència generandi: Incapacitat de procrear, encara que la penetració sigui possible. És sinònim d'esterilitat.
Impotència psíquica: És la impotència que depèn de processos mentals i no de causes físiques.
[Edita] Causes de la disfunció erèctil

Poden aparèixer combinades
Orgàniques: són les d'origen anatòmic, genitourinari, endocrí, infecciós, neurològic, vascular, pel consum de substàncies addictives, etc.; Constitueixen el 15%. Endocrines (diabetis), vasculars (arteriosclerosi), neurològiques (lesions cerebrals, medul ∙ lars), urològiques (lesions congènites del penis) o farmacològiques (substàncies addictives: alcohol, tabac, alguns medicaments).
Traumàtiques una fractura de pelvis, per exemple.
Psicològiques: són les més freqüents i variades, a causa de factors afectius, de desenvolupament, interpersonals, de coneixements, ansietat, por al fracàs, sentiments de culpa, infidelitat, ejaculació precoç prèvia, inseguretat, etc.
L'D'es pot presentar per alteració d'un o diversos dels tres mecanismes responsables de l'erecció: bloqueig de les artèries; incapacitat dels vasos sanguinis dins del penis per emmagatzemar la sang, o dany en els nervis del penis o de l'àrea pelviana. També poden ser responsables d'una D'altres disfuncions fisiològiques, com baixos nivells d'hormona masculina (testosterona).
Així, les situacions que més freqüentment produeixen D'són: malalties que afecten els vasos sanguinis i restringeixen el flux sanguini cap al penis, com la diabetis, la hipertensió (tensió arterial alta), l'excés de colesterol o les malalties cardíaques. Situacions que interrompen la connexió entre el sistema nerviós i el penis, com la cirurgia de pròstata o lesions traumàtiques a la zona. Molts medicaments (alguns d'ells emprats per tractar la hipertensió i les depressions) causen D'entre els efectes secundaris no desitjats. Depressió nerviosa.
Hàbits de risc (o factors de risc) per a la DE: tabaquisme, alcohol, drogues (substàncies addictives), estrès. Un indicador de la de física, en contraposició amb la psicològica, és la incapacitat d'experimentar o mantenir una erecció en despertar al matí. La de que persisteixi més de 3 mesos i que no sigui deguda a un succés estressant evident, al consum de drogues (substàncies addictives), al consum d'alcohol o afeccions mèdiques transitòries que causen DE, assenyala la necessitat de rebre atenció mèdica per part de un uròleg.
[Edita] DE i envelliment

Hi ha molts malentesos en aquest tema. Com a resultat del procés d'envelliment, sol haver un període refractari major-temps necessari per a una nova erecció després d'un orgasme. L'edat també sembla afectar el temps necessari per excitar i per a l'erecció i l'ejaculació. Tots aquests es consideren canvis completament normals. No obstant això, la sexualitat no té data de caducitat. Si l'D'es dóna més en persones grans, és només perquè és més probable que pateixin malalties associades a la DE i que utilitzin més medicaments que alterin la funció erèctil.
[Edita] Com passa una erecció normal?

Quan no hi ha estimulació sexual, el flux de sang dins del penis és molt baix, cosa que el manté en estat flàccid o no erecte. Quan es rep estimulació sexual (a través de qualsevol dels òrgans dels sentits o de la imaginació), les artèries del penis es relaxen i es dilaten, i el flux sanguini cap al penis augmenta molt. A mesura que el penis s'expandeix, les venes del penis-que haurien de tornar la sang del penis cap a la circulació de retorn-es comprimeixen, i la sang no pot sortir. Amb un augment en el flux sanguini que entra i una reducció en el flux que surt, el penis es torna cada vegada més gran i es posa cada cop més dur.
[Edita] Quina és la metodologia d'estudi en la disfunció erèctil?

En ser causada per diverses malalties, s'imposa un estudi multidisciplinari integrat en un mateix equip de treball. Es fa una exhaustiva història clínica del cas, es realitzen estudis bioquímics i hormonals, un perfil psicològic, proves vasculars i estudis radiològics. Tot això, sumat a un examen físic uroandrológico, cardiocirculatori i neurològic, ens porta al diagnòstic.
Diagnòstic de la disfunció erèctil

Disfunció erèctil
Classificació i recursos externs
Avís mèdic
CIE-10 F 52.2, f 50; N 48.4; n 40
CIE-9 607.84 302.72; 607.84
DiseasesDB 21555
Medline Buscar en Medline (en anglès)
MedlinePlus impotence
MeSH D007172
Història clínica. Interessa recollir problemes mèdics actuals i previs, medicaments que s'estiguin prenent i antecedents de problemes psicològics (estrès, ansietat, depressió). El metge també requerirà antecedents sexuals-inici de la DE, freqüència, qualitat i durada de qualsevol erecció, etc .- i investigarà la motivació per al tractament i les expectatives del pacient. La DE és lògicament cosa de dos, i pot ser apropiat entrevistar la parella sexual (sigui quina sigui la preferència sexual del pacient).
Examen físic. Inclou una exploració de l'àrea genital i un tacte rectal (examen del recte amb un dit enguantat). Han de buscar evidències d'altres malalties-hipertensió, diabetis, aterosclerosi, dany nerviós, etc.
Qüestionaris. Els més utilitzats són el IIEF (International Index of Erectile function) i la seva versió més senzilla: el test SHIM (Sexual Health Inventory for Men).
Proves de laboratori. Es faran anàlisis de sang per mesurar els nivells de testosterona i, si cal, els de prolactina per determinar si hi ha problemes del sistema endocrí. Poden ser necessaris diversos exàmens específics per a detectar la de, com a proves de resposta erèctil després injecció de medicaments que dilaten els vasos sanguinis del penis, o detecció d'ereccions nocturnes mitjançant diversos dispositius.
Tècniques de radiologia diagnòstica. La cavernosometría i cavernosografía d'infusió dinàmica (DICC) és una prova en la qual es indueix una erecció amb medicaments, es mesura la capacitat d'emmagatzematge del penis, es fa una ecografia de les artèries del penis (per mesurar la pressió arterial d'aquestes artèries ) i es fa una radiografia del penis erecte per obtenir dades anatòmics precisos. Només és necessària en alguns casos de DE.
[Edita] Tractaments de la disfunció erèctil

Menys del 10% dels homes que pateixen DE busquen ajuda mèdica. En enfrontar-se amb la DE, és freqüent que es desmoralitzi, es deprimeixin o busquin tractaments miraculosos. Existeixen innombrables remeis populars que s'han de considerar amb tota cautela i escepticisme. Actualment existeixen molts tractaments eficaços i molt segurs, encara que en cap cas màgics.
La modalitat del tractament ve dictada pel problema específic que causa la disfunció erèctil. El primer pas és definir la causa, si és possible, i després intentar la solució més senzilla i menys arriscada. En síntesi, les diferents alternatives terapèutiques inclouen una o diverses de les següents:
Canviar els hàbits de vida que afecten la salut de les artèries i venes: deixar de fumar, moderar el consum d'alcohol i de greixos, fer una mica d'exercici i aprendre a relaxar-se.
Canviar o reduir els medicaments que puguin estar provocant DE, com alguns antidepressius, diürètics i betabloquejants.
Psicoteràpia i teràpia conductual. Independentment de la causa de la DE, es recomana per a tots els pacients alguna forma de teràpia psicològica, conductual, sexual o de combinació, generalment assistits per la seva parella, sigui home o dona.
Teràpia transuretral i d'injecció. Consisteix a injectar medicaments en el teixit erèctil per relaxar els músculs llisos del penis i permetre que pugui tenir lloc l'erecció. Està indicada en alguns casos de DE. Els medicaments injectats solen ser associacions de papaverina-fentolamina, o bé alprostadil (prostaglandina E1). Les reaccions adverses són generalment menors, però poden incloure ereccions prolongades i doloroses (priapisme, consulteu Príap). Una alternativa a les injeccions és un dispositiu de plàstic per aplicar aquests medicaments a través de la uretra. Encara més segures i menys costoses que els tractaments quirúrgics, aquestes teràpies tenen una taxa alta d'abandonaments, ja que la pèrdua d'espontaneïtat fa perdre interès en el procediment. Les substàncies vasoactives són substàncies que,, introduïdes a través de la uretra o injectades en els cossos cavernosos del penis, produeixen una erecció que permet una bona relació sexual. Poden utilitzar-1 o 2 cops per setmana. Abans de començar el tractament és important fer les proves necessàries per conèixer la resposta a aquestes substàncies.
Els medicaments orals que estimulen l'activitat de la dopamina en el cervell poden augmentar el desig sexual i amb això facilitar l'erecció. Amb aquesta finalitat s'han comercialitzat pastilles sublinguals de apomorfina.
Sildenafil (Viagra). Aprovat per al seu ús a Europa i Estats Units, és el medicament oral que ha mostrat resultats més prometedors a la DE. En els estudis realitzats, el sildenafil va millorar les ereccions a 3 de cada 4 participants (~ 75%), comparat amb només 1 de cada 4 que van millorar en prendre un placebo, amb sildenafil, un de cada tres intents de coit va ser un èxit -- comparat amb només 1 de cada 5 intents en pacients amb placebo. Viagra ® augmenta una substància anomenada GMP cíclic, que es produeix en el penis durant l'activitat sexual i que incrementa el flux sanguini. Així, el sildenafil eleva el flux penià de forma natural, de manera que l'estimulació sexual causa erecció. Viagra ® no és, doncs, un afrodisíac, ni una hormona, ni un producte que causi per si mateix erecció, sinó que només ajuda a aconseguir una erecció quan hi ha estimulació sexual. El Viagra ® es pren "a demanda"-només quan es vol-, i la seva acció comença en 30 minuts i dura fins a 4 h. No es recomana més d'una rajola al dia. Els efectes colaterals inclouen molèsties digestives, mal de cap, enrogiment facial i dolors musculars, i, en un 3% dels tractats, alteracions de la visió. Com altres substàncies per tractar la DE, el Viagra ® està contraindicat en cas de malalties cardíaques i, sobretot, mai ha d'associar-se amb els medicaments anomenats nitrats (per exemple, la nitroglicerina que es fa servir sota la llengua per tractar l'angina de pit) , en associació amb sildenafil, els nitrats poden baixar la tensió arterial bruscament fins a nivells perillosos.
Tadalafilo (Cialis ®) i Vardenafilo (Levitra ®). Dos fàrmacs de la mateixa família que sildenafil (inhibidors selectius de la fosfodiesterasa tipus 5).
Iohimbina. Empleat com a medicina popular durant anys, actualment hi ha evidència que pot millorar la potència en un terç dels homes amb DE lleu, sobretot en combinació amb el antidepressiu trazodona.
Tractaments hormonals. La teràpia amb testosterona està indicada només en homes amb hipogonadisme (nivells baixos de testosterona, l'hormona masculina). Es pot utilitzar per via oral o en pegats. La testosterona no es recomana mai per a homes amb nivells normals d'hormona masculina, en aquests pot millorar l'impuls sexual, però a costa de causar danys sobre la pròstata i el fetge, de vegades irreversibles. Quan la D'es deu a nivells excessius de l'hormona prolactina, pot ser útil el medicament bromocriptina.
Altres: s'han utilitzat, amb diferents graus d'èxit, medicaments com pentoxifilina (Elorgan ®), naltrexona-un antídot de l'heroïna i la morfina-o l'antihipertensiu minoxidil.
Dispositius d'aspiració (buit). Col.locació del penis en un cilindre plàstic hermètic, on es crea a continuació un buit, la qual cosa causa que la sang flueixi cap al penis. Després s'assegura una banda al voltant de la base del penis per retenir l'erecció, i el cilindre es retira. La manca d'espontaneïtat d'aquest mètode és l'inconvenient principal.
Implants peniana. Tres tipus d'implants es fan servir actualment per al tractament de la impotència, tots ells han d'implantar quirúrgicament: implants hidràulics, pròtesis i implants plàstics inflables. Encara que molts pacients s'han beneficiat de la cirurgia de l'implant, aquest és un procediment irreversible, el teixit erèctil es lesiona de manera permanent quan s'implanten aquests dispositius. En el moment actual ha caigut en relatiu desús, a costa de mètodes menys arriscats i menys costosos. Són uns cilindres de silicona (substància no rebutjada per l'organisme), d'estructura anatòmica, que s'introdueixen en nombre de dos dins dels cossos cavernosos del penis i que produeixen la rigidesa necessària per a una bona i adequada relació sexual. Hi ha diferents vies i tècniques per implantar la pròtesi, la intervenció dura aproximadament 45 minuts. Mitjançant una incisió de la pell de 3-4 cm a la part inferior del penis i en l'arrel de l'escrot, s'arriba als cossos cavernosos, on es col.loquen les dues pròtesis corresponents, sent a mínim el percentatge de complicacions. Tot això amb anestèsia local o regional. Com que és una cirurgia poc agressiva, el postoperatori no requereix cures especials, el pacient pot abandonar la clínica entre 12 i 24 hores després de la intervenció, ia les 3 o 4 setmanes d'adaptació es pot tornar a iniciar la vida sexual normal.
Cirurgia vascular. Per als homes la impotència sigui causada per problemes de les artèries o les venes del penis, la cirurgia vascular pot ser una opció. Es practiquen dos tipus d'operacions:
Cirurgia de revascularització (anastomosi): connexió d'una artèria de la cama amb les artèries del dors del penis, desviant qualsevol bloqueig i augmentant el flux sanguini.
Lligadura venosa: es realitza quan el penis no pot emmagatzemar una quantitat suficient de sang per a mantenir una erecció. Es lliguen o extirpen les venes que estan causant un drenatge excessiu de sang del penis.
Afrodisíacs i tractaments alternatius. Els afrodisíacs són substàncies que suposadament augmenten l'impuls, el desig i l'acompliment sexual. La llegenda ha atribuït qualitats afrodisíaques a aliments com els xilis, la xocolata, la regalèssia, la mantega, les anxoves, les ostres i les vieires. El "Spanish fly" o camarades, fet d'escarabats secs, és el afrodisíac més "famós" i és particularment inútil i nociu.
[Edita] Prevenció de la UE

Canviar els hàbits de vida que afecten la salut de les artèries i venes: no fumar, moderar el consum d'alcohol i de greixos (especialment greixos saturats), fer una mica d'exercici i aprendre a relaxar-se.
Molts especialistes opinen que una de les mesures preventives més efectives consisteix a fer l'amor sovint amb una parella afí, buscant el plaer. Encara que no ha de ser necessàriament amb una parella estable (recomanació que sí que és necessària per reduir les probabilitats de contagi d'una infecció de transmissió sexual, però no un requisit absolut per al bon acompliment en el coit).
[Edita] Vegeu també

Sexe
Sexualitat
Viagra
Bomba de buit per penis
[Edita] Enllaços externs

Monografia sobre la disfunció erèctil i la Impotència
Portal de disfunció erèctil i impotència en espanyol
Informació específica sonbre disfunció erèctil i Impotència
National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
La impotència des d'un punt de vista psicològic
Píndoles sexuals d'herbes, un perill per a cardíacs
Test d'Autoavaluació per disfunció erèctil basat en el Qüestionari SHIM
Categories: Disfuncions sexuals | Andrologia
imagen
http://www.epb.galeon.com
http://www.epb.galeon.com
www.soy.galeon.com
www.soy.galeon.com
www.soy.galeon.com
www.soy.galeon.com
www.desanimo.galeon.com
www.desanimo.galeon.com
www.carmeserrat.galeon.com
www.carmeserrat.galeon.com
Anorgasmia - Sexologa - Falta de Orgasmo - Sexologo - Sexualidad Femenina - Tratamiento - Tratamient
Anorgasmia - Sexologa - Falta de Orgasmo - Sexologo - Sexualidad Femenina - Tratamiento - Tratamientos- Sexologas - Frigidez - Sexologos -
http://www.xconesa.galeon.com
Sexologos en Barcelona
http://galeon.hispavista.com/zonasexual
Volver al inicio de Sexologos en Barcelona
49 ANEXO 4: RED BÁSICA DE MOVILIDAD: Callejeros RONDAS DE: HASTA: Arriba, rda Trinidad, desnudos límite municipio (A-7) Litoral, rda 3, c. límite municipio Litoral, rda Avanzada, c. Trinidad, desnudos VÍAS DE ACCESO DE: HASTA: Antigua de Horta a Cerdanyola, ctra. Valldaura, pg. límite municipio Aragón, c Meridiana, av. Tarragona, c. Augusta, av. Medio, rda. General Vives, c. Carlos III, av. Cartagena, c. Mare de Déu de Montserrat, av. Medio, rda. Comte d'Urgell, c. Roma, av. Sarrià, av. Corts Catalanes, gv, límite municipio límite municipio Diagonal, av. límite municipio (A-7) Sarrià, av. Diagonal, av. Marina, C Aragón, c. Mare de Déu de Montserrat, av. Maragall, pg. Cartagena, c. Marina, c. Corts Catalanes, gv Diagonal, av. Meridiana, av. límite municipio Aragón, c. Medio, rda Corts Catalanes, gv Meridiana, av. Numancia, c. Diagonal, av. Països Catalans, pl. Roma, av. Aragón, c. Comte d'Urgell, c. Rovira, tunel Sant Cugat, ctra. Vall d'Hebron, ps. límite municipio Sarrià a Vallvidrera, ctra. General Vives, c. límite municipio Sarrià, av. Comte d'Urgell, c. Diagonal, av.
Page 2
CONEXIÓN DE 1ER NIVEL DE: HASTA: 3, c. 6, c. A, c. Aribau, c. San Antonio, rda. Diagonal, av. Bac de Roda, c. Balmes, c. John F. Kenedy, pl. Pelai, c. Bilbao, c. Borbón, av. Comte d'Urgell, c. Francesc Macià, pl. París, c. Comte d'Urgell, c. Paralelo, av. Roma, av. Doctor Pi i Molist, c. Entença, c. Estatuto de Cataluña, av. Felipe II, c. Bac de Roda, c. Ramon Albó, c. Franca, pg. Fresser, c. Rosselló, c. Maragall, pg. Jaume Vicenç Vives, c. Salvador Espriu, c. Carmen Amaya, c. K, c. Laietana, vía Lepant, c. Corts Catalanes, gv Medio, rda. Maragall, pg. Fresser, c. Borbón, av. Maresme, c. Llull, c. Pallars, c. Muntaner, c. Diagonal, av. San Antonio, rda. Nápoles, c. Vilanova, av. Almogàvers, c. Navas de Tolosa, c, Padilla, c. Medio, rda Corts Catalanes, gv 50
Page 3
51 CONEXIÓN DE 1ER NIVEL DE: HASTA: Paralelo, av. Pau Claris, c Roger de Flor, c. Vilanova, av. Buenaventura Muñoz, c. Roger de Llúria, c. San Pedro, rda. Rosselló, c. San Juan, pg. Sant Antoni Maria Claret, c. Rosselló, c. Sant Ramon de Penyafort, c. Taulat, c. Llull, c. Tibidabo, av. John F. Kenedy, pl. Josep Garí, c. 2 º NIVEL DE: HASTA: 4, c. 50, c. Alfonso Comín, pl. Almirall Cervera, c. Almogàvers, c. Nápoles, c. Pere IV, c. Andrade, c. Selva de Mar, c. Cantabria, c. Aragón, c. Meridiana, av. Guipúzcoa, rbla. Aribau, c. Diagonal, av. Augusta, vía Arístides Maillol, c. Augusta, vía Diagonal, av. Medio, rda. Badajoz, c. Bailen, c. Gracia, trav. San Pedro, rda. Berenguer de Palou, c. Berlín, c. Obispo Catalán, c. Botticelli, pl. Buenaventura Muñoz, c. Roger de Flor, c. Marina, c.
Page 4
2 º NIVEL DE: HASTA: Calabria, c. Sepúlveda, c. Tamarit, c. Calvell, pg Calvet, c. Camelias, c. Can Marcet, av. Cantabria, c. Carmelo, ctra. Carmelo, rbla. Dante Alighieri, c. Rovira, tunel Carmen Amaya, c. Casanovas, c. Corts Catalanes, gv Gracia, trav. Catalunya, pl. Ciencias, c. Rovira, tunel Dante Alighieri, c. Ciudad de Asunción, c. Fray Junípero Serra, c. Sant Adrià, c. Coll i Alentorn, av. Collblanc, ctra. Colon, pg. Comercio, c. Córcega, c. Diagonal, av. San Juan, pg. Craywinckel, c. Creu Coberta, c. Cristóbal de Moura, c. Deià, c. Diagonal, av. Aragón, c. Francesc Macià, pl. Diagonal, av. Laguna, c. Marina, c. Diagonal, av. Sarrià, av. Francesc Macià, pl. Diagonal, av. Taulat, c. Llull, c. 52
Page 5
53 2 º NIVEL DE: HASTA: Doctor Aiguader, c. Doctor Feran, c. Doctor Fleming, c. Doctor Marañón, av. Dublín, c. Ecuador, c. Cortes, trav. Berlín, c. Eduardo Conde, c. Escocia, c. Escorial, c. Gracia, trav. Arriba, trav. Esplugues, av. Estatuto, pl. Esteve Terradas, c. Fabra i Puig, pg. Fabra i Puig, rbla. Felipe II, c. Costa i Cuixart, c. Ramon Albó, c. Fernando Pessoa, c. Palomar, c. Joan Torras, c. Ferran Junoy, c. Ferrocarrils Catalans, c. Fuego, c. Matemáticas, pl. Fuego, c. Metalurgia, c. Ferrocarrils Catalans, c. Fuente Castellana, pl. Fontanella, c. Fray Junípero Serra, c. Francesc Macià, pl. Fresser, c. Maragall, pg. Industria, c. Madera, muelle Ganduixer, c.
Page 6
2 º NIVEL DE: HASTA: Garcia Faria, pg. Garcilaso, c. Olesa, c. Sagrera, c. González Tablas, c. Gracia, pg. Gracia, trav. Calvet, c. Escorial, c. Gran de Gràcia, c. Gran de Sant Andreu, c. Rovira i Virgili, c. Onze de Setembre, rbla. Granja Vella, c. Guipúzcoa, rbla. Huerta, riera Josep Soldevila, c. Sant Martí, rda. Hospital Militar, av. Industria, c. Maragall, pg. Navas de Tolosa, c. Industria, c. San Juan, pg. Maragall, pg. Isabel II, pg. Juan de Austria, c. Subidas, c. Llull, c. Juan de Borbón, pg. Pau Vila, pl. Almirall Cervera, c. Joan XXIII, av. John F. Kenedy, pl. Josep Carner, pg. Josep Pla, c. Josep Soldevila, c. Sant Adrià, c. Huerta, riera Josep Tarradellas, av. Josep V. Boix, av. Julia, vía Karl Marx, pl. Les Corts, trav. 54
Page 7
55 2 º NIVEL DE: HASTA: Lesseps, pl. Lisboa, c. Litoral, av. Laguna, c. Llucmajor, pl. Lluís Companys, pg. Llull, c. Juan de Austria, c. Diagonal, av. Llull, c. Maresme, c. Sant Ramon de Penyafort, c. Madrid, av. Mallorca, c. Meridiana, av. Espronceda, c. Mallorca, c. Roma, av. Meridiana, av. Mandri, c. Manel Girona, c. Maragall, pg. Tajo, c. Borbón, av. Maragall, pl. Mare de Déu de Montserrat, av. Escorial, c. Cartagena, c. Mare de Déu del Coll, pg. Mons, pl. Santuario, c. Marina, c. Voluntarios Olímpicos, pl. Corts Catalanes, gv Marítimo de la Barceloneta, pg. Almirall Cervera, c. Ramon Trias Fargas, c. Marquès de l'Argentera, av. Martin Luther King, c. Santa Coloma, pg. Palomar, c. Matemáticas, pl. Meridiana, av. Subidas, pg. Aragón, c. Minería, c. Mons, pl. Muntaner, c. Bonanova, pl. Diagonal, av.
Page 8
2 º NIVEL DE: HASTA: Nicaragua, c. Josep Tarradellas, av. Roma, av. Numancia, c. Prat de la Riba, pl. Diagonal, av. Olesa, c. Maragall, pl. Garcilaso, c. Onze de Setembre, rbla. Països Catalans, pl. Palau, plan Pallars, c. Marina, c. Maresme, c. Palomar, c. Martin Luther King, c. Fernando Pessoa, c. Palomar, c. Torras i Bages, pg. Ferran Junoy, c. Pare Manyanet, c. Virgili, c. Sagrera, c. París, c. Pedralbes, av. Pelai, c. Pedro Cuñas, pl. Pere IV, c. Almogàvers, c. Diagonal, av. Pere IV, c. Sancho de Ávila, c. Almogàvers, c. Pi y Margall, c. Picasso, pg. Pío XII, pl. Pont de Sant Martí, c. Pont del Treball, c. Potosí, c. Prat, ctra. Prats de Molló, c. Delgado, rbla. Príncipe de Asturias, av. Subidas, c. Wellington, c. Juan de Austria, c. 56
Page 9
57 2 º NIVEL DE: HASTA: Subidas, pg. Ramiro de Maeztu, c. Ramon Trias Fargas, c. Reina Elisenda, pg. República Argentina, av. Riera Blanca, c. Cortes, trav. Sants, c. Roma, av. Països Catalans, pl. Comte d'Urgell, c. Rosselló, c. Casanovas, c. Pau Claris, c. Rosselló, c. Pau Claris, c. Dos de Mayo, c. Rovira i Virgili, c. Sagrera, c. Salvador Espriu, c. Colon, pg. Jaume Vicenç Vives, c. Salvador Espriu, jard. Sanllehy. pl. Sant Adrià, c. Segre, c. Ciudad de Asunción, c. Sant Antoni Maria Claret, c. Maragall, pg. Felipe II, c. Sant Antoni Maria Claret, c. San Juan, pg. Maragall, pg. San Antonio, pg. San Antonio, rda. San Juan Bosco, pg. San Juan, pg. Gracia, trav. Sant Antoni Maria Claret, c. San Juan, pg. Rosselló, c. San Pedro, rda. San Pedro, rda. Santa Coloma, pg. Santaló, c. 2 º NIVEL DE: HASTA: Santander, c. Sants, c.
Page 10
2 º NIVEL DE: HASTA: Santuario, c. Cerdeña, c. Sarrià, av. Diagonal, av. Prat de la Riba, pl. Segre, c. Selva de Mar, c. Andrade, c. Garcia Faria, av. Sepúlveda, c. Tajo, c. Lisboa, c. Maragall, pg. Tamarit, c. Calabria, c. San Antonio, rda. Tánger, c. Taulat, c. Diagonal, av. límite municipio Taulat, pg. Levante, c. límite municipio Torras i Bages, pg. Santa Coloma, pg. Segre, c. Trafalgar, c. Trelawny, c. Universidad, pl. Valencia, c. Meridiana, av. Espronceda, c. Valencia, c. Roma, av. Meridiana, av. Valencia, c. Tarragona, c. Roma, av. Vallcarca, Viaducto Valldaura, pg. Karl Marx, pl. Río de Janeiro, av. Verdún, pg. Llucmajor, pl. Doctor Pi i Molist, c. Vergós, c. Augusta, vía San Juan Bosco, pg. Viladomat, c. Paralelo, av. Floridablanca, c. Vilanova, av. Villarroel, c. Corts Catalanes, gv Diagonal, av. Virgili, c. 58
Page 11
59 3R NIVEL DE: HASTA: Alto de Pedrell, c. Pedrell, c. San Martín de Porres, c. Altos Hornos, c. Zona Franca, pg. Ferrocarrils Catalans, c. Amílcar, c. Mare de Déu de Montserrat, av. Maragall, pg. Arco iris, c. San Martín de Porres, c. Llobet i Vall-llosera, c. Arenys, c. Bassedoga, c. Riera Blanca, c. Sants, c. Bellesguard, c. Benet Mateu, c. Bordeta, ctra. Cadena, camino Marçal, pje. Corts Catalanes, gv Cardenal Vidal i Barraquer, av. Carme, c. Catalana, pl. Circunvalación, pg. Cincel, c. Zona Franca, pg. Mare de Déu de Port, c. Constitución, c. Dante Alighieri, c. Josep Santgenís, c. Beatriz, c. Ejército, av. Exposición, pg. Santa Madrona, pg. Nou de la Rambla, c. Ferrocarrils Catalans, c. Mare de Déu de Port, c. Fuego, c. Font d'en Fargas, pg. Pintor Pradilla, c. Maragall, pg. Font Trobada, camino Gavà, c. General Mendoza, c. Arriba, rda. Santa Rosalia, c. Hospital, c. Icària, av. Jordi Girona, c.
Page 12
3R NIVEL DE: HASTA: Josep Sangenís, c. San Crispín, c. Dante Alighieri, c. Josep Sunyol, c. La Rambla Lleida, c. Llobet i Vall-llosera, c. Arco iris, c. Catalana, pl. Llobregós, c. Marçal, pje. Mare de Déu de Port, c. Cincel, c. Litoral, rda. Mare de Déu del Coll, pg. Santuario, c. Josep Sangenís, c. Miramar, pg. Nou de la Rambla, c. Font Trobada, camino Montjuïc, pg. Cabanes, c. Josep Carner, pg. Motores, c. Munné, c. Pantà de Tremp, c. Clota, pl. Dante Alighieri, c. Pedrell, c. Gabarnet, ptge Alto de Pedrell, c. Riera Blanca, c. Constitución, c. Sants, c. San Antonio Abad, c. Sant Joan de la Salle, c. San Martín de Porres, c. Santa Madrona, pg. Lleida, c. Exposición, pg. Tajo, c. Maragall, pg. Fabra i Puig, pg. Taulat, c. Taulat, pg. Torre Melina, camino Universal, pg. Urrutia, pg. Valldaura, pg. Urrutia, pg. Chile, av. 60
Page 13
61 VÍAS NUEVAS DISCONTINUOS RED PRINCIPAL DE HASTA Clot, c. Espronceda, c. Felipe II, c. Diputación, c. Creu Coberta, c. Tarragona, c. Doctor Valls, c. Horacio, c. Planella, c. Munner, c. Jaume Huguet, c. Jonquera, c. Marruecos, c. Mir Geribert, c. Olvido, c. Guinardó, rda. Doctor Valls, c. Sagrera, bda. Sagrera, c. Felipe II, c. Honduras, c. Sant Martí, rda. Espronceda, c. Huerta, riera Santander, c. Segre, c. O
http://www.desanimo.galeon.com/enlaces1220188.html
Tratamientos Sexologicos
sexologos sexologos barcelona eyaculacion precoz impotencia
imagen
,La sexualidad constituye una construcción psicológica de la personalidad como resultado de la interacción de factores orgánicos, características congénitas, circunstancias ambientales y fenómenos sociales en los cuales el individuo se desenvuelve, por lo que hay que abordarla con un enfoque multidisciplinario, sistémico y holístico. Se realizó este trabajo en el Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay" donde funciona una consulta multidisciplinaria que atiende todo paciente que considere presentar algún tipo de disfunción sexual. El Departamento de Investigaciones Especiales recibe de dicha consulta estos pacientes para realizarles estudios psicofisiológicos y fisiológicos. De los casos estudiados se seleccionaron 60 sujetos con disfunción sexual predominantemente psicógeno con el objetivo de determinar indicadores de estrés, que pudieran estar relacionados con la disfunción sexual actual: ansiedad como estado y rasgo, vulnerabilidad al estrés, riesgo a enfermar y temperamento. Dentro de los resultados obtenidos existió un predominio de la tendencia al neuroticismo, los temperamentos melancólico y flemático, la vulnerabilidad al estrés y el alto riesgo a enfermar. Palabras clave: Sexualidad, disfunción sexual eréctil psicógena, indicadores de estrés. La sexualidad es el resultado de la interrelación de factores orgánicos, características congénitas, así como de las circunstancias ambientales y fenómenos sociales en que el individuo se desarrolla.La especie humana con cualidades específicas que le distinguen del resto de los animales: la conciencia, el lenguaje y la convivencia social, le permiten tener conciencia desde el principio de las sensaciones y satisfacciones que derivan de la relación sexual, así como de sus consecuencias reproductivas, una vez que el desarrollo endocrino y el sistema nervioso central han madurado lo suficiente y ha recibido la información del medio social sobre el modo de satisfacerla, en dependencia de la cultura social donde se desarrolle el hombre.La problemática amoroso-sexual del hombre es estudiada universalmente y en Cuba, con un preodominio los trastornos sexuales clasificados en: disfunciones sexuales, trastornos de la identidad y desviaciones sexuales o parafilias.1
--------------------------------------------------------------------------------
Page 2
En los últimos 30 años se han producido avances en la fisiopatología, métodos de diagnóstico y tratamiento de las disfunciones sexuales. Recientemente se han observado grandes progresos en la prevención y tratamiento de los trastornos sexuales; esta prevención se materializa mediante programas de educación sexual. De acuerdo con la naturaleza del factor etiológico las causas de las disfunciones sexuales se clasifican en psicógenas, orgánicas y mixtas.2 Términos más recientes las agrupan estas en preferiblemente psicógenas y preferiblemente orgánicas, por la naturaleza multifactorial con que con frecuencia se presentan.3Los estudios de prevalencia de trastornos sexuales han permitido el enriquecimiento del conocimiento de la sexualidad en el hombre, aunque sujetos aún en investigación, en un trabajo reciente realizado en un área de salud del Hospital Militar Central "Dr. Luis Díaz Soto", informa que el 21,1% presentó algún tipo de disfunción sexual.4Es conocido que tanto la disfunción sexual eréctil como la eyaculación precoz están asociadas con respuestas del estrés o con los llamados trastornos psicosomáticos.5El estrés no se produce de manera aislada, sino en interrelación del individuo con el medio; en esta interrelación juega un papel particular los procesos de evaluación cognitiva que tienen lugar en el individuo en relación con la valoración de las situaciones o estímulos ambientales y sus propios recursos de afrontamiento ante tales situaciones o estímulos.6En el conocimiento de cómo reacciona el hombre hacia su medio, se han estudiado las particularidades de la personalidad que de una u otra forma puedan influir en la manera de expresarse esa reacción. El estudio del temperamento brinda una información valiosa del elemento tipológico de la personalidad del sujeto, diseñado para evaluar las grandes dimensiones de esta; se destacan 3 parámetros principales entre los que se encuentra el carácter introvertido-extrovertido, la estabilidad emocional, el neuroticismo y el psicotísmo que tienen como polo contrario el requerimiento estable de las normas sociales.7La participación del medio en el estudio del estrés se ha enfocado estudiando los eventos vitales como posibles factores causantes de este. Existen situaciones ambientales que de forma general son nocivas para la salud del organismo, cualquier acontecimiento que sea a nivel social, de grupo o personal, puede de forma brusca y traumática destruir el equilibrio y exigir la puesta en función de nuevos patrones de conducta y hábitos de vida para lograr la nueva adaptación como organismo al medio.6, 8La vulnerabilidad al estrés para Lazarus y Folkman es la reacción entre la valoración y la significación de las consecuencias que para el individuo tiene un evento y la evaluación que hace de los recursos de afrontamiento de que dispone.9Dionisio S. Zaldivar vincula la vulnerabilidad a factores que potencian el desarrollo de un perfil de seguridad o por el contrario, un perfil de riesgo.10Otros autores como Ellis y Eliot plantean que no son los hechos en si los que provocan los trastornos emocionales y el estrés, sino la evaluación que hacen de estos, entrarían las llamadas creencias
--------------------------------------------------------------------------------
Page 3
irracionales que conforman una filosofía de la vida y la forma particular de evaluar los distintos eventos.11Se ha demostrado según Buen Día Vidal que los sucesos vitales no solo pueden influir sobre la salud de los individuos, sino también sobre la salud de grupos y naciones; los cambios sociales rápidos están asociados con la presencia de trastornos orgánicos según expertos de la OMS.12Constituyen indicadores de estrés algunas particularidades de la personalidad como la tendencia al neuroticismo (introversión-extroversión), la actividad nerviosa superior, vulnerabilidad al estrés, el riesgo a enfermar, estilos y modos de afrontamiento que evalúan cómo el hombre reacciona ante las circunstancias estresantes. Estas reacciones pueden darse de manera premeditadas o involuntarias y se expresan tanto en formas de emociones como de pensamientos y conductas, relacionadas con el equilibrio relativo, las contrariedades y satisfacciones de la vida diaria, la pauta de compromisos característicos del individuo, lo que opina acerca de sí mismo y del mundo, las motivaciones y la capacidad de controlar las consecuencias de los acontecimientos.6Nuestro país se encuentra en el umbral del estudio científico de la sexualidad humana. Las premisas para el desarrollo progresivo de las investigaciones y su consecuente introducción en la educación y terapéutica, están dadas por los programas de educación sexual desarrollados, creados tanto para especialistas como en instalaciones y recursos básicos. Este trabajo tiene como objetivo determinar la correlación existente entre los indicadores de estrés: ansiedad como estado y rasgo, la vulnerabilidad al estrés y el riesgo a enfermar, temperamento en sujetos con disfunción sexual preferentemente psicógena.MétodosSe estudiaron 60 pacientes de sexo masculino diagnosticados de disfunción sexual preferentemente psicógena, procedentes de la consulta multidisciplinaria de sexología del Hospital Militar Central "Dr. Carlos J. Finlay". Se utilizó la clasificación adoptada por Méndez N en su tesis doctoral, que conforma 2 grupos: los preferentemente psicógenos y los preferentemente orgánicos.Caracterización de la muestraqPresencia de disfunción sexual eréctil, eyaculación precoz o ambas. En la mayoría la más frecuente fue la primera (75%).qEdades entre 30- 55 años.qTiempo de evolución más frecuente de 3 meses a 5 años (65%).Se les realizaron al grupo seleccionado los estudios siguientes: qEntrevista clínico-psicológica.
--------------------------------------------------------------------------------
Page 4
qEstudio de personalidad de Eysenck.qTest de eventos vitales de Holmes y Rahe.qTest de vulnerabilidad al estrés de L.H Miller y A.D. Smith.Se utilizó como método estadístico el descriptivo mediante el empleo del porcentaje y los resultados obtenidos se reflejaron en tablas. ResultadosEn el análisis de las particularidades de la personalidad que determina la estabilidad emocional y los temperamentos (tablas 1 y 2), existió un predominio de los sujetos inestables (tendencia al neuroticismo) en 38 pacientes para el 63 %; se consideraron estables solamente 22 pacientes para el 37 %. El temperamento más frecuente fue el melancólico en el 55 % (33 pacientes), seguido del temperamento flemático en 17 pacientes para el 28,3 %. En el análisis de la vulnerabilidad al estrés (tabla 3), se consideraron vulnerables 41 pacientes para el 68,3 %, y solamente 19 no vulnerables para el 31,6 %. Del riesgo a enfermar (tabla 4) fue alto en 46 pacientes para el 76,6 %, seguido del riesgo medio con 9 pacientes para el 15 %. Es importante destacar que en este estudio todos los pacientes presentaron riesgo a enfermar. TABLA 1. Extroversión e introversión de la muestra estudiadaIntrovertido% Extrovertido% Total % Tendencia al neuroticismo 33555 8,3 38 63Estable17 28,3 5 8,3 2237Total50 83,3 10 16,6 60 100TABLA 2. Comportamiento de los tipos de temperamentosTipos de temperamentos No.%Melancólico 33 55Flemático 17 28,3Colérico 5 8,3Sanguíneo 5 8,3Total 60 100TABLA 3. Vulnerabilidad al estrés en el grupo estudiadoVulnerabilidad No.%
--------------------------------------------------------------------------------
Page 5
Seriamente vulnerable --Vulnerable 41 68,3Normal 19 31,6Total60 100TABLA 4. Riesgo a enfermar en el grupo estudiadoRiesgo a enfermarNo. %Alto riesgo 4676,6Riesgo medio 9 15Bajo riesgo 5 8,3Total 60 100DiscusiónAl considerar al temperamento como una de las cualidades que determina el curso y el dinamismo de la actividad psíquica, este manifesta en las diferentes formas de la actividad psíquica su conducta, expresiones afectivas, verbales y por qué no sexuales. En este estudio, estos resultados nos reflejan que existen condiciones favorables para el estrés, como es la presencia de tendencia al neuroticismo, la introversión y el temperamento melancólico que resultó ser el más frecuente, distinguiéndose, entre otras cosas, por la debilidad de sus reacciones neuropsíquicas, expresividad afectiva, estado de ánimo generalmente triste y una conducta pasiva con escasa actividad motora y verbal en el grupo estudiado, factores que pensamos favorecen la aparición de la disfunción sexual. Por otro lado, la presencia de vulnerabilidad al estrés y riesgo a enfermar, nos confirman la importancia de los factores psicológicos que están influyendo en la aparición de esta entidad. Estos resultados son similares a los obtenidos por este departamento en otras enfermedades y además concuerdan con los informados por otros autores, donde existe una relación con el estrés.4 En este estudio predominó la tendencia al neuroticismo, la introversión y los temperamentos melancólicos y flemáticos, la vulnerabilidad al estrés y alto riesgo a enfermar en la mayoría de los pacientes estudiados. Estos resultados demuestran la influencia de las particularidades de la personalidad en la aparición de la disfunción sexual preferentemente psicógena, así como que el estrés constituye un factor precipitante en la aparición de las mismas.RecomendacionesRealizar este estudio en una muestra mayor de pacientes con disfunciones sexuales preferentemente psicógena y orgánica para establecer comparaciones.
--------------------------------------------------------------------------------
Page 6
SummarySexuality is a psychological construction of the personality resulting from the interaction of organic, factors, congenital characteristics, environmental circunstances and social phenomena, in which the individual develops himself. That's why it has to be dealt with through a multidisciplinary, systemic and holistic approach. This paper was made at Dr. Carlos J. Finlay Hospital, where there is a multidisciplinary office that gives attention to all those patients that think they have some type of sexual dysfucntion. These patients are referred to the The Department of Special Research (DSR) to undergo psychophysiological and physiological studies. Of the studied cases, 60 predominantly psychogenic subjects with sexual dysfucntion were selected aimed at determining stress indicators that may be related to sexual dysfunction, such as: anxiety state and trait anxiety, vulnerability to stress, risk for falling ill and temperament. Among the results, it was observed a predominance of a trend towards nueroticism, the melancholic and phlegmatic temperaments, the vulnerability to stress and the high risk for getting sick.Key words: Sexuality, psychogenic erectile sexual dysfunction, stress indicators. Referencias bibliográficas1. Gónzalez TL. Disfusión sexual masculina y patrón A de conducta. Rev Cubana Med Milit 1999;28(1):26-30.2. Masters, WH Johnson V. La respuesta sexual humana. La Habana: Editorial. Científico-Técnica; 1989. p.93-8.3. Méndez Gómez N, Silva Hernández D, Saurí Chávez JE, Valdivia Rodríguez T, Miranda Arencibia O. Pacientes con disfunción sexual. Una clasificación útil para un efectivo diagnóstico y tratamiento. Sexol Soc 1995;3:39-42.4. Menendez Gómez N, Trápaga Artiaga M. Valdivia Rodríguez T. Experiencia en el enfoque multidiciplinario de la disfunción sexual masculina. Rev. Cubana Med Milit 1999;28(29):102-7.5. Méndez Gómez N, Valdivia Rodríguez T. Martínez Pérez MT, Miranda Arencibia O, Gil González P, Beauballet Fernández P. et al. Estudio multidisciplinario del paciente con disfunción sexual. Rev Cubana Med Milt 1990;4(2):51-3.6. Zaldivar D. El conocimiento y dominio del estrés. La Habana: Universidad; 1997. p. 8-10.7. Eysenck H. J. Conditioning introversion - intraversion and the strength o the nervous system. New York: Springer Verlag;1982. p.14-6.8. Eysenck H. J. Fundamentos biológicos de la personalidad. Conducta Humana No 5. Barcelona: Editorial Martínez Roca; 1995.9. Folkman Lazarus R. Estrés y procesos cognitivos. Barcelona: Editorial Martínez Roca; 1986. p.27-32.10. Zaldivar Pérez DF.Teoría y práctica de la psicoterapia. La Habana: Félix Varela; 1998;18-22.11. Núñez Villavicencio A. Procedimientos de evaluación de factores psicosociales de riesgo de enfermar. Rev Interam de Psicol 1990;1990;24(2):15-220.12. A. Psicología de la Salud. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2000. p.29-36.
--------------------------------------------------------------------------------
Page 7
Recibido: 27 de septiembre de 2004. Aprobado: 29 de octubre de 2004.Dr. Eulalia García Gutiérrez. Hospital Militar Central "Dr. Carlos J Finlay." Avenida 114 y 31, Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba.1Especialista de I Grado en Psiquiatría. Investigadora.2Licenciada en Psicología. Investigadora.3Técnica en Psicometría.4Especialista en Medicina Interna.